silla y escalera

26 de diciembre de 2005

Ley de Dependencia española: bien, pero claramente mejorable

Leo en Discapnet la siguiente noticia:

UNA NUEVA PRESTACION PARA LA DISCAPACIDAD ENTRARA EN VIGOR EN FRANCIA EL PROXIMO 1 DE ENERO

SERVIMEDIA

MADRID, 26-DIC-2005

La nueva Prestación para la Compensación de la Discapacidad (PCH, según sus siglas en francés) entrará en vigor el próximo 1 de enero en Francia, según ha anunciado el ministro responsable en materia de discapacidad, Philippe Bas.

Esta pensión tiene por objetivo ayudar a este colectivo a financiar los gastos extraordinarios que les ocasiona su minusvalía, desde servicios de asistencia en el domicilio a ayudas técnicas. Podrán solicitarla todas aquellos discapacitados menores de 65 años, en función de sus necesidades individuales e independientemente de sus recursos.

Así, la PCH prevé ayudas para la asistencia a domicilio de hasta 551 euros mensuales para las personas ciegas, y de hasta 24.000 euros para los que precisen una silla de ruedas, que hasta ahora sólo podían solicitar un máximo de 5.200 euros.

La PCH sustituye a la actual pensión para la compensación de los gastos generados por la asistencia de una tercera persona, cuyo montante depende del nivel de ingresos y de la que actualmente se benefician unos 88.000 discapacitados. Estos podrán optar por seguir cobrándola, o solicitar la PCH.

Para financiar la nueva prestación, el Ejecutivo galo ha asignado un presupuesto extraordinario de 500 millones de euros, recaudados mediante la polémica supresión de una jornada festiva, que se sumarán a los 580 millones de euros anuales que se consagraban a las ayudas por asistencia de una tercera persona.

Asimismo, Bass ha anunciado que la nueva Ley de Discapacidad entrará plenamente en vigor a partir del 1 enero del año que viene, a pesar del retraso en la publicación de los decretos para su aplicación.
Me gustaría resaltar las siguientes palabras de la noticia, que, si son ciertas, marcan una clara diferencia entre la nueva ley francesa y el anteproyecto de Ley de Dependencia español: "Podrán solicitarla todas [sic] aquellos discapacitados menores de 65 años, en función de sus necesidades individuales e independientemente de sus recursos".

Si esto significa que en Francia van a desaparecer los baremos económicos y que la ayuda para financiar los gastos extraordinarios derivados de la discapacidad va a llegar a todas las personas con discapacidad, me parece un gran salto cualitativo (y cuantitativo, claro).

Ya era hora de que alguien se diera cuenta de que, igual que no pagamos la consulta a los médicos de la Seguridad Social en función de nuestros ingresos (y no quiero dar ideas...), los gastos extraordinarios que debe afrontar una persona con discapacidad (que en ocasiones son de muchos miles de euros) tampoco dependen de los ingresos de esa persona, sino únicamente del tipo de discapacidad que tenga.

23 de diciembre de 2005

Isabel Gemio en "Dónde estás, corazón"

Acabo de ver que Isabel Gemio es la invitada de hoy en el programa de Antena 3 "Dónde estás, corazón".

Es una pena que no me haya enterado antes. No he podido ver el programa entero, pero Isabel Gemio, a pesar de ese estilo suyo que no me gusta nada, está hablando muy claro sobre el problema de las personas con enfermedades neuromusculares (no sólo está hablando sobre su situación familiar) y reivindicando una mayor atención por parte del Estado: teleasistencia, fisioterapia gratuita a domicilio (que, por lo que ha dicho, ya existe en Cataluña, cosa que no sabía, ¿escuchas, Inclán?), ayuda domiciliaria, etc.

Son las doce menos cuarto y la entrevista ha terminado.

4 de diciembre de 2005

Zapatero, discapacitados y Constitución

El presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero estuvo ayer en el Centro de Atención a Minusválidos Físicos (CAMF) de Leganés, Madrid.

Allí, entre otras cosas que dijo, propuso sustituir el término "disminuidos" por el de "discapacitados" en el artículo 49 de la Constitución española.

Pues vale. Lo primero, ser políticamente correcto, por supuesto.

Lo que no dejó claro es si, después de la reforma prometida, el artículo 49 va a pasar a tener la importancia, prioridad y recursos de, digamos, el artículo 2, uno de esos artículos de la Constitución de obligado cumplimiento, o va a seguir siendo, como la mayoría de los artículos del Título I, una mera declaración de intenciones y un "todo llegará".

3 de diciembre de 2005

Días Internacionales de X

Gaur Euskararen Nazioarteko Eguna da

27 de noviembre de 2005

Las leyes están para cumplirse, bueno no todas...

Desde Accesible.com.ar nos llega otra noticia (otra más) sobre personas con movilidad reducida que tienen que encargarse personalmente de que se cumpla la ley: "Atención constructoras, las Verónicas quieren transitar por las veredas sin obstáculos".

Esta vez ha sido un joven de la ciudad argentina de Córdoba, que ha tenido que intimar a cuatro empresas constructoras para que cumplieran el Código de Edificación de su ciudad y dejaran suficiente espacio para transitar por la zona donde realizaban las obras. La noticia se encuentra ampliada en La Mañana de Córdoba.

Uno tiende a pensar que son las autoridades de la ciudad quienes deberían encargarse de hacer cumplir el Codigo de Edificación y el resto de leyes y normas, y que para eso se les paga. Por desgracia, no es un caso aislado, ni mucho menos, y por aquí cerca tenemos cantidad de ejemplos parecidos.

¿Qué "celebran" en RENFE?

Leo en Discapnet la siguiente noticia: "RENFE celebra mañana el "Día de un tren de Valores" cediendo un euro de cada usuario a proyectos solidarios".

La iniciativa es muy loable, por supuesto. Sin embargo, no estaría de más que RENFE, o ADIF, o como sea que se llame ahora la empresa de turno, empezara su campaña a favor de los valores predicando con el ejemplo.

RENFE tiene todavía mucho que hacer en su propia casa, por ejemplo en materia de accesibilidad, y está muy bien que dedique sus esfuerzos y parte de sus ingresos a causas solidarias. Sólo espero que ese esfuerzo no le distraiga, más de lo que ya está, a la hora de arreglar cuanto antes sus propios problemas para ofrecer un servicio en igualdad de condiciones a todas las personas.

Por poner un ejemplo que ya he comentado en este blog: esos empleados tan amables que colocan la rampa para acceder al tren con un silla de ruedas desaparecen a las siete de la tarde de la estación de Vitoria-Gasteiz (y, seguramente, de muchas más). Y eso a pesar de que, a horas tan "intempestivas" como las 10 de la noche llegan a esa estación trenes que disponen de plazas para viajar en silla de ruedas.



Es muy curioso, ¿no?: se puede viajar, pero no se puede bajar.

No ha sido para tanto


Habían anunciado el primer temporal de nieve por estas latitudes. Cada vez que ocurre, me pongo a temblar, y no de frío precisamente. La causa es, cómo no, las dificultades que la nieve y el hielo traen para poder desplazarme con mi silla de ruedas.

A comienzos de este año, estuve una semana sin poder salir de casa, a causa de una de esas nevadas fuertes.

Esta vez, afortunadamente para mí, no ha sido para tanto.

15 de noviembre de 2005

Isabel Gemio y la distrofia de Duchenne

Estos días están apareciendo en los medios de comunicación escritos las declaraciones de Isabel Gemio acerca de la distrofia de Duchenne que padece uno de sus hijos y de la poca información y atención que está percibiendo por parte de la Administración. Me han dicho que también ha salido en algún programa de televisión, pero no la he visto.

La noticia me ha provocado sentimientos y reacciones contrapuestos:

Por un lado, la Gemio nunca me ha caído bien, qué le vamos a hacer. Cada uno tiene sus filias y sus fobias.

Por otro lado, es una madre que busca lo mejor para su hijo, un hijo con una grave enfermedad y por el que Isabel Gemio está dispuesta a ceder parte de esa intimidad que en ocasiones pretende guardar celosamente.

Me duele que una enfermedad como la distrofia de Duchenne sólo llegue a ojos y oídos de la gente porque una persona famosa habla de ella. Y que los medios tiendan a poner más énfasis en el hecho de que "es Isabel Gemio" que en las características y la gravedad de la distrofia.

Sin embargo, el gesto de Isabel Gemio podría tener continuidad (parece que está integrada en la Asociación Madrileña de Enfermedades Neuromusculares) y hacer una gran labor en favor de las personas con enfermedades neuromusculares.

Un buen ejemplo a seguir puede ser, sin duda, el del actor Jerry Lewis, presidente de la Muscular Dystrophy Association de Estados Unidos y organizador de un Telethon televisivo que cada año, desde 1955, recauda millones de dólares para la investigación sobre enfermedades neuromusculares. Por todo ello, Jerry Lewis fue candidato al Premio Nobel de la Paz en 1977 (aquel año lo ganó Amnistía Internacional).

No es necesario que Isabel Gemio llegue a tanto, por supuesto; pero está en una situación (personal y profesional) en la que puede hacer mucho para ayudar a combatir las enfermedades musculares a las que pertenece la distrofia de Duchenne.

1 de octubre de 2005

Otra vez el tren

En estos momentos, estoy viendo el programa Línea 900, en La2. Hablan sobre las dificultades (imposibilidad a menudo) de viajar en tren para personas en silla de ruedas. Como siempre, RENFE responde con la misma cantinela: "todo se andará", "de aquí a cinco años, bla, bla, bla...".

Mientras tanto, sólo queda seguir denunciando. Yo tengo una queja interpuesta ante RENFE por la falta de personal para manejar la plataforma elevadora que permite acceder con una silla de ruedas a algunos trenes. A partir de las siete de la tarde, al menos en las estaciones de Vitoria y de San Sebastián, no hay nadie que preste ese servicio, a pesar de que después de esa hora tan "intempestiva" circulan trenes en los que se puede viajar con una silla de ruedas.

Como dice el refrán: Éramos pocos y parió la abuela.

El programa continúa con otras razones por las que el tren se usa tan poco en España. Muy interesante.

20 de septiembre de 2005

Encuentre las diferencias

17:00 horas de la tarde. Una calle céntrica de mi ciudad. Parada de taxis. Señal de prohibido parar. No hay ningún taxi aparcado. Un turismo particular está estacionado en la parada. Un policía municipal pasa por ahí, ve el turismo y le pone una multa. Al cabo de unos minutos, llega la grúa y se lleva el turismo.

17:00 horas de la tarde. Una calle céntrica de mi ciudad. Zona de estacionamiento reservada para carga y descarga. Señal de prohibido parar. No hay ningún vehículo comercial en la zona. Un turismo particular está estacionado en la zona reservada. Un policía municipal pasa por ahí, ve el turismo y le pone una multa. Al cabo de unos minutos, llega la grúa y se lleva el turismo.

17:00 horas de la tarde. Una calle céntrica de mi ciudad. Zona de estacionamiento reservada a discapacitados. Señal de prohibido parar. Un turismo particular sin tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad está estacionado en la zona reservada. Un policía municipal pasa por ahí, mira al turismo de reojo y pasa de largo. Al cabo de unos minutos, llega un vehículo conducido por una persona discapacitada que pensaba estacionar allí. Tiene que seguir su camino

14 de septiembre de 2005

Demanda de pisos adaptados y soluciones "imaginativas"

En su edición de Álava, El Correo publica hoy una noticia sobre el sorteo de vivendas de protección oficial que realizó ayer el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

El penúltimo párrafo del texto de El Correo no tiene desperdicio, así que no me resisto a reproducirlo aquí:

Preguntado por los pisos reservados para discapacitados que se han quedado sin adjudicar por falta de demanda, tanto en el sorteo de ayer -que ascendieron a 26-, como en otros anteriores, el presidente de la Corporación aseguró haber movido ya ficha. «Nos hemos dirigido al Gobierno vasco para solicitarles que se desclasifiquen estas casas, de manera que el resto de personas puedan optar a ellas en las rifas siguientes», señaló.

Dos cuestiones:

1. La premisa es totalmente falsa: las viviendas reservadas a personas con discapacidad no se han quedado sin adjudicar "por falta de demanda". Demanda existe, y puedo dar fe de ello ya que llevo "demandando" una vivienda de protección oficial adaptada desde hace unos tres años, sin éxito. Y estoy seguro de que no seré el único en Vitoria-Gasteiz.

2. La "solución" que ha salido del cacumen del alcalde (o del asesor de turno) también lleva traca: como nadie las quiere, se descalifican y a otra cosa. Dado que, como digo, la premisa es falsa, la demanda existe (aunque, claro, no se refleje en las listas de Etxebide-Servicio Vasco de Vivienda) y dado que el cupo de viviendas adaptadas existe ya, ¿no sería una solución más acertada modificar las condiciones para acceder a dichas viviendas adaptadas, de modo que personas con discapacidad que, como yo, venimos demandando una podamos entrar en los sorteos?

Se alquila razón

Este problema y la solicitud de modificación de la normativa actual para que las personas con problemas de movilidad podamos acceder a las VPO fue llevado por mí al Ararteko (Defensor del Pueblo Vasco) el pasado mes de abril, pero parece que se ha desentendido del tema, alegando que "No entra dentro de nuestras facultades de intervención sustituir a las administraciones en cuestiones de su competencia como puede ser establecer las líneas de actuación de sus políticas públicas excepto en los casos anteriores". Y eso a pesar de que en su sitio web dicen que, entre las cosas que hace la Institución del Ararteko, "Proponemos soluciones y promovemos modificaciones de las leyes". ¿No es esto último lo que solicito?

5 de septiembre de 2005

¡Que vuelva Maite!

Hasta el curso pasado, Maite ha trabajado en el Campus de Álava de la UPV/EHU en aspectos relacionados con la discapacidad.

La labor realizada por Maite ha sido digna de elogio; no sólo ayudando individualmente a los alumnos y alumnas con discapacidad del Campus, sino también interviniendo de forma muy activa en la mejora del diseño y la accesibilidad de los distintos edificios del Campus.

Pero una decisión desafortunada (para ser suave) del Rectorado ha hecho que Maite deje la UPV/EHU. Se convocó una plaza y a Maite no se le valoraron los años de trabajo y experiencia en la UPV, por lo que quedó fuera. Se recogieron muchas firmas de protesta por la decisión y se enviaron al Rectorado, pero sin resultado.

Ahora comenzamos un nuevo curso, y tanto aquellas personas con discapacidad, como el resto de los "habitantes" del Campus de Álava, necesitamos a Maite.

Los alumnos y alumnas notarán, sin duda, su falta; por ejemplo, a la hora de moverse por el Campus, donde todavía se precisan algunas mejoras en la accesibilidad, a pesar de los esfuerzos y la insistencia de Maite en estos años.

Otros notaremos su ausencia en el interés que ha mostrado por nuestros problemas, incluso por aquellos que quedaban fuera de sus tareas y en los que siempre ha estado dispuesta a echar un cable, y a mover Roma con Santiago si era preciso. Y echaremos en falta su sonrisa y su empuje.

Puede que sea ya tarde, o puede que no, pero queremos y necesitamos que vuelva Maite.

2 de septiembre de 2005

Diseño para todos

Para moverme entre mi casa y el centro de la ciudad, debo pasar por una media de tres rampas, construidas al lado de escaleras. Una de ellas, la más larga, es una rampa con cinco tramos en zig-zag de unos seis metros cada uno. Ayer, cuando volvía a casa y me disponía a bajar esa rampa, una señora de unos 60 años de edad se quedó mirando a las escaleras y, tras meditar unos segundos, me siguió a través de la rampa. Cuando llevaba dos tramos bajados me dijo: "Uff, no creía que era tan larga". Y, a continuación: "Qué bien os construyen ahora, ¿eh?".

Me quedé con el pronombre os. La mujer debía de pensar que la rampa no estaba construida para ella. Sin embargo, la utilizó, a pesar de ser "tan larga". Y es que mucha gente piensa igual: que las rampas, los accesos sin escalones, etc. sólo son para personas con problemas de movilidad.

Una de las ideas que guía el diseño para todos es que la discapacidad no es una situación especial de unos pocos, sino la situación general que todo el mundo encuentra en algún momento de su vida. Por poner un ejemplo, las puertas automáticas que se instalán en muchos establecimientos son tan útiles a un usuario de silla de ruedas como a una persona que va cargada con bolsas. Esa persona, cuando llegue a su casa, puede que no tenga ningún problema en acceder al pomo y abrir la puerta de su habitación, pero al salir del super "no tenía manos". Gente con carros de compra, con coches de bebé, bicicletas, esguinces, huesos rotos, algunas personas mayores, repartidores de mercancías... son tantas y tantas las personas con "problemas de movilidad".



Sobre los repartidores de mercancías, esta mañana escuchaba en la Cadena SER las explicaciones de Gregorio Lizalde, un tetrapléjico aragonés que ha colaborado en el programa Hoy por hoy este verano. Contaba que había visitado el Museo del Puerto Fluvial de Cesaraugusta y allí las únicas rampas que existían eran para transportar los toneles con más facilidad. A veces, cuando paso por bares, restaurantes y tiendas de todo tipo con escalones himalaicos o escaleras, pienso que los primeros en quejarse a los dueños deberían ser los repartidores, que tienen que subir ese escalón o esas escaleras con un carro lleno de cajas de botellas, o toneles de cerveza, por ejemplo.

Y volviendo a las rampas de mi barrio, además del diseño para todos, no estaría mal reivindicar la "limpieza para todos". Parece que las rampas no entran en el recorrido habitual del servicio de limpieza municipal. En una de esas rampas hay una lata de cerveza que ya me saluda cada vez que paso; lleva más de tres meses allí.

31 de agosto de 2005

En todos los sitios cuecen habas

O mal de muchos... ¡¡epidemia!!

Leo, via Accesible.com.ar, un artículo publicado en La Nación Line, la edición digital del conocido diario bonaerense: "Cuando recorrer la ciudad es un tormento diario".

El artículo relata las dificultades que encuentran las personas con problemas visuales o de movilidad para desplazarse por Buenos Aires y, en especial, para acceder al transporte público.

La conclusión que se saca del artículo es que el problema principal es el incumplimiento de la legislación ya aprobada, una conclusión que se resume en esta frase de la abogada Laura Subies: "No es la falta de normativas lo que nos preocupa sino el cumplimiento de las que existen".



¿Le suena a alguien este problema?:
Y tantas otras.

24 de agosto de 2005

Discriminaciones en el transporte para personas con discapacidad

Hoy estoy tan vago que no tengo ganas ni de cortar y pegar una noticia leída en Discapnet, así que os dejo el enlace en el titular y, si os llama la antención, está a golpe de klik:

FAMMA-COCEMFE MADRID DENUNCIA DISCRIMINACIONES EN EL TRANSPORTE PARA LOS DISCAPACITADOS

23 de agosto de 2005

Talleres Bantúes en el País Vasco

Espero que se me perdone el chistecillo del título, pero no lo he podido evitar al ver el texto de la siguiente noticia en Discapnet:

NUEVA GUÍA DE AYUDA PARA LA INTEGRACIÓN LABORAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

SERVIMEDIA


MADRID, 22-AGO-2005

La Fundación Lantegi Bantuak ha presentado una guía de ayuda para la integración de personas con discapacidad bajo el título "Desarrollo de unidades de empleo con apoyo para personas con discapacidad".

En este trabajo, en el que también ha participado la Fundación Iberdrola, se ha compilado y sistematizado la experiencia de Lantegui Bantuak en la integración laboral de personas con discapacidad. Esta organización ha sabido conjugar la generación de oportunidades laborales para personas con discapacidad con un modelo social de gestión empresarial.

Lantegui Bantuak pretende contribuir con esta guía en la mejora de la integración social y laboral, así como en el desarrollo de programas de empleo con apoyo para las personas con discapacidad intelectual.
La noticia tiene su interés per se, aunque a mí, como euskaldún y filólogo (uff, esto me ha sonado al "como bióloga" de Anita), me ha llamado la atención la errata en el nombre de la organización que ha editado la guía, que es Lantegi Batuak (esto es, "Talleres unidos").

21 de agosto de 2005

Ya estoy de vuelta

Acabo de regresar de pasar unos días en Santo Domingo de la Calzada (eso es, donde cantó la gallina después de asada). A mi novia y a mí nos costó mucho encontrar un sitio accesible y cercano (el viaje debía ser en taxi) y al final, tras semanas rastreando Internet, encontramos el Parador de Santo Domingo como una buena opción, aunque algo cara, a decir verdad.

Hemos pasado cuatro días en los que hemos paseado por el pueblo, conocido su hospitalidad, gozado de sus terrazas, degustado su rica gastronomía y aprovechado el buen tiempo (calorcito sin agobio por el día y fresco para dormir bien por la noche). El casco antiguo es peatonal y totalmente llano, aunque el piso de canto rodado de muchas calles hacía que mi silla temblara. Sin embargo, muchos establecimientos tenían un escalón alto, por lo que no pude entrar en varios restaurantes y tiendas. Incluso el Parador tiene que colocar una rampa de madera en la puerta principal y hay zonas no accesibles (salón de juegos y TV).

Examinemos un poco más la accesibilidad del Parador. En general es buena, aunque hay que señalar algunos defectos.

En primer lugar, el ascensor es bastante pequeño; mi silla eléctrica entraba por la puerta por milímetros y sólo podía cerrarse si me colocaba en diagonal y forzando los reposapiés; una silla manual algo ancha no entraría.

La habitación (la segunda por la izquierda del primer piso) no era ni mucho menos lo amplia que se puede esperar para un espacio supuestamente adaptado para silla de ruedas. Tuvimos que pedir que movieran o retiraran todo el mobiliario posible para que la silla pudiera entrar hasta el fondo de la habitación y poder así acceder a la cama y maniobrar dentro.

La puerta del baño se abría hacia afuera, cerrando el paso a la salida de la habitación. Habría sido mucho más útil colocar una puerta corredera.

El baño era suficientemente amplio para manejarse en la silla de ruedas. Desgraciadamente, algunos confunden accesibilidad con falta de mobiliario, así que el lavabo estaba "desnudo" y no había una mísera estantería para colocar el cepillo de dientes (podría haberse colocado algo así a la izquierda, como puede verse en la foto). Eso sí, enfrente del lavabo había una estantería de cristal de tres baldas, donde colocaban las "amenitites" del hotel. Esa estantería estaba colgada de la parte superior, lo que resultaba bastante peligroso, ya que al menor golpe podía caerse y romperse. Tuvimos suerte.

Otro fallo, gran fallo y habitual fallo de los baños "adaptados" de hotel, es que en lugar de ducha teníamos una hermosa bañera en la que no había forma de entrar (la víspera de marcharnos supimos que el nuevo Parador de Sto. Domingo Bernardo de Fresneda, a sólo unos metros, disponía de habitación adaptada con ducha en lugar de bañera; al ser un parador de reciente apertura, la información en Internet no parece que esté actualizada).


Por lo demás, ha sido una gozada disfrutar de los salones del Parador, ubicado en un antiguo hospital del siglo XII, donde se puede charlar o leer con tranquilidad mientras tomas un café.



Muchas gracias a la gente de Santo Domingo de la Calzada por la amabilidad con la que reciben a los visitantes y la ayuda que prestan ante cualquier dificultad de acceso a sus establecimientos.

12 de agosto de 2005

Vacaciones para personas con discapacidad

Las vacaciones no me dejan fuerzas para pensar, así que corto y pego este interesante artículo leído en Discapnet. Adelanto que no he sido uno de los beneficiados por ese programa de vacaciones; mi solicitud fue denegada, otro año será:

MAS DE 9.000 DISCAPACITADOS HAN PARTICIPADO EN LOS PROGRAMAS DE VACACIONES Y TERMALISMO DE ASUNTOS SOCIALES

SERVIMEDIA


MADRID, 12-AGO-2005

Durante este año, 9.162 personas con discapacidad han participado en el Programa de Turismo y Termalismo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, a través de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad.

Según informó hoy el departamento que dirige Jesús Caldera, las plazas se han distribuido en 330 turnos de vacaciones y balnearios, correspondientes a la convocatoria 2004.

El presupuesto destinado a este programa es de algo más de 3 millones de euros, que se distribuye entre las diferentes entidades y asociaciones de personas con discapacidad que desarrollan esta iniciativa.

De los 330 turnos, 7 han correspondido a termalismo y 323 a vacaciones en zonas costeras del litoral, y de las 9.162 personas que han participado hasta este momento, 6.442 corresponden a personas con discapacidad, 591 han sido acompañantes de los usuarios y 2.129 monitores.

Este programa que se convoca anualmente, con el fin de que las entidades de atención a las personas con algún tipo de discapacidad puedan desarrollar actividades de ocio y salud, mediante el desarrollo de vacaciones y tratamientos termales, se ha desarrollado desde el 1 de junio de 2004 a 31 de mayo de este año.

Estos programas responden en su mayor parte, a la necesidad de atención a la dependencia de los usuarios, ya que las personas que participan en los mismos no pueden valerse por sí mismos. Por este motivo, con esta iniciativa se atiende también a los mayores que no pueden participar en el Programa de Vacaciones para Personas Mayores del IMSERSO, por precisar condiciones de accesibilidad especiales.

Un 43,56% de los beneficiarios tienen un alto grado de minusvalía (entre el 75 y el 99 %). Este alto porcentaje de discapacidad, hace que vivan una situación de dependencia, con necesidad de cuidadores para desarrollar las actividades de la vida diaria.

BENEFICIOS Las vacaciones y los tratamientos termales son muy beneficiosos en diferentes aspectos. Primero permiten que las personas con discapacidad psíquica, física o sensorial disfruten de un entorno adaptado en el que realizan actividades de ocio y salud muy beneficiosas para su bienestar y la calidad de vida; incentiva el voluntariado e intensifica el asociacionismo, además de conseguir que los familiares y cuidadores dispongan de un periodo de descanso.

Las personas con discapacidad pueden acceder a los diferentes turnos en una u otra modalidad, estén o no integradas en alguna asociación o centro que reciben subvención. La duración de los tratamientos termales oscila entre 7 y 15 días.

Acreditar un grado de minusvalía igual o superior al 33%; ser mayor de 16 años; elegir uno de los viajes subvencionados; informe médico favorable en el programa de termalismo son los requisitos para participar en este programa.

El programa incluye: Seguro de viaje; coordinador y monitores de apoyo; transporte adaptado y lugar de destino si se precisa.

Entre las entidades que participan en este programa destacan COCEMFE (Confederación Coordinadora Estatal de Minusválidos Físicos de España); FEAPS (Confederación Española de Organizaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual); FEAFES (Confederación Española de Agrupaciones de Familiares de Enfermos Mentales); ASPACE (Fedederación Española de Asociaciones de Atención a Personas con Parálisis Cerebral): PREDIF (Plataforma Representativa Estatal de Discapcidtados); FEAEBH (Federación Española de Asociaciones de Espina Bífida e Hidrocefalia); Autismo España; Síndrome de Down-FEISD y Federación Española de Enfermedades Raras-FEDER.


[Fotografía de Mooganic, bajo una licencia de Creative Commons]

22 de julio de 2005

El mundo es más duro cuando no está pensado para uno


Via Accesible.com.ar, os recomiendo este lúcido vídeo. Sobre todo, a mis queridos políticos, urbanistas, arquitectos, diseñadores...

Que paseis todos y todas un buen verano y volvais con un montón de buenas ideas (y olvideis las malas).

19 de julio de 2005

Madrazo repite, ahora a trabajar

Otra de esas cosas que tenía pendientes antes de dar vacaciones al blog era felicitar a Javier Madrazo, que repite como Consejero de Vivienda y Asuntos Sociales en el nuevo Gobierno Vasco.

Sólo espero que no olvide todas esas promesas que se hacen durante la campaña electoral, en concreto la que hizo como respuesta a una pregunta mía en un foro electoral:

EB PRETENDE ELEVAR EL LIMITE MÁXIMO DE INGRESOS PARA PERSONAS DISCAPACITADAS A UNOS 40.000 EUROS

12 de julio de 2005

accesible.com.ar: un ejemplo a seguir

Acabo de descubrir, via eCuaderno, el sitio web argentino accesible.com.ar, que ya lleva cinco años en la red. Como dicen en su sección Quiénes somos, el sitio web pertenece a la consultora accesible, "una consultora especializada en accesibilidad y Diseño para Todos formada por los arquitectos Gustavo Bennun y Daniel Low".

El sitio web está organizado en diversas secciones, entre las que destaco la Introducción (que explica, entre otras cosas, cómo hacer bien las cosas en cuestiones de accesibilidad, y cómo hacerlas mal) y Recursos (noticias, artículos, fotografías... organizados como un weblog con varias categorías para buscar la información).

Accesible.com.ar
está dirigida a varios tipos de usuarios potenciales, entre los que mencionan los siguientes, que no son pocos:

En definitiva, en sitio web necesario y muy interesante que pienso seguir de cerca y del que, con toda seguridad, volvereis a tener noticia en este blog.

10 de julio de 2005

Vivienda libre adaptada háila, pero imposible pillarla

Antes de dar vacaciones a este blog, tengo pendientes algunos temas que quiero mencionar, aunque sea de pasada. Aquí va el primero:

En un mensaje anterior anuncié que iba a "inspeccionar" la situación del mercado libre de viviendas en Vitoria-Gasteiz, para saber si dispone de viviendas adaptadas y en qué condiciones.

A finales de abril envié mensajes por correo electrónico a unas veinticinco inmobiliarias vitorianas, solicitándoles información sobre viviendas adaptadas a personas con discapacidad física que utilizan silla de ruedas.

Me respondieron siete inmobiliarias y en todas ellas las viviendas nuevas (una o dos, tampoco mucho para elegir) no bajaban de 300.000 euros (50 millones de las antiguas pesetas, como suele decirse) y todas menos una estaban situadas en los nuevos barrios periféricos de Salburua y Zabalgana. Me ofrecieron también un par de pisos de segunda mano, cuyo precio no era más barato que el de las viviendas nuevas, y además resultó que ninguno estaba bien adaptado.

4 de mayo de 2005

A contracorriente

Leo en El Correo de ayer martes la siguiente noticia: "Los constructores piden que suba el precio de las viviendas protegidas".

Concretamente, y entre otras perlas, la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) pide que el precio de las viviendas protegidas suba en la misma proporción que los pisos del mercado libre.

Esto me recuerda a aquel conocido chiste en el que un conductor va por la autovía y escucha por la radio: "¡Atención, tengan mucha precaución si circulan por la A-1! Hay un conductor suicida que circula en dirección contraria". Y nuestro conductor piensa: "¡¡La leche uno!! Ahí van uno..., dos..., tres..., cuatro..., cinco..."

Pues eso, mientras (casi) todo el mundo pone el grito en el cielo por los precios abusivos de la vivienda, nuestros amigos de la APCE pretenden que los demás conduzcamos en su misma dirección. No sé si quedarme con la APCE o con la esposa de Bush; el nivel humorístico está últimamente rozando la cumbre.



23 de abril de 2005

Quiero y no puedo: más sobre viviendas de protección oficial

Leo en El Correo de hoy, en su edición de Álava, esta noticia: "9.687 vitorianos optarán a los 428 pisos del sorteo de mayo, 22 por cada vivienda".

En el texto aparece el siguiente pasaje:

Por primera vez no hay ninguna petición de personas con minusvalías, dado que todas obtuvieron casa en el sorteo de diciembre y no ha habido oportunidad de tramitar nuevas solicitudes. Las 21 viviendas que se preveían para este colectivo se reservarán para futuras rifas.
Pues aquí tienen a una "persona con minusvalía" a la que le habría gustado poder presentar su petición de vivienda, y no ha podido.

En estos momentos, intento que se cambie la legislación sobre reserva de viviendas para personas con discapacidad y movilidad reducida. En concreto, he solicitado por escrito al Ararteko (Defensor del Pueblo Vasco) que intervenga ante la Administración, en este caso el Gobierno Vasco, a fin de que se modifique la norma que impone un límite de ingresos máximo permitido para optar a las Viviendas de Protección Oficial (artículo 18 del Decreto 315/2002, de 30 de diciembre, sobre régimen de viviendas de protección oficial y medidas financieras en materia de vivienda y suelo; BOPV nº 249, 31 de diciembre de 2002 y modificaciones
posteriores).

Mientras tanto, recabo información de las inmobiliarias de Vitoria, para ver si disponen de viviendas adaptadas para un usuario de silla de ruedas. La Ley 20/1997, de 4 de diciembre, para la Promoción de la Accesibilidad (BOPV nº 246, de 24 de diciembre de 2002) establece en su artículo 9 que "[e]n las promociones de vivienda libre se reservará, a partir de cincuenta viviendas, una vivienda por cada cincuenta o fracción".

Estas viviendas libres adaptadas deben de ser como las meigas, haberlas hailas, pero ¿alguien las ha visto anunciadas?

Y si no, siempre me queda la posibilidad de buscar un buen arbol y construir ahí mi casa...

10 de abril de 2005

Enhorabuena a MUFACE

No todo van a ser quejas y desacuerdos. Cuando las cosas se hacen bien, hay que decirlo; también es una razón para el asombro, aunque sólo sea por las pocas veces que esto ocurre.

Esta vez vaya mi felicitación a MUFACE. Concretamente, por el modo en que gestionan las prestaciones complementarias. El pasado 29 de marzo entregué dos solicitudes para que me reintegraran los gastos por la compra de una silla de ruedas manual para usar en mi casa y de las baterías que tuve que cambiar en la silla de ruedas eléctrica, dos solicitudes a las que Osakidetza-Servicio Vasco de Salud puso en su día objeciones surrealistas.

A los dos días
tenía el ingreso en mi cuenta, unos mil quinientos euros.

Debo confesar que me siento un privilegiado. Hasta ahora he tenido que lidiar con la maquinaria burocrática de Osakidetza y su inteligente Dirección de Farmacia. El hecho de trabajar como funcionario (para algo tenía que servir, no todo iban a ser inconvenientes) me permite optar por tener asistencia sanitaria a través de la Seguridad Social (de Osakidetza en el País Vasco) o a través de una entidad privada concertada con MUFACE. Vistos los últimos "éxitos" habidos con Osakidetza, este año optamos por cambiar a una entidad privada. Y, en esta situación, las prestaciones ortoprotésicas son gestionadas directamente por MUFACE. Por el momento, puedo decir que hemos acertado.

Por cierto, otra de las ventajas del método de gestión de las prestaciones complementarias (ortoprotésicas, dentarias, oculares...) por parte de MUFACE es que hay un plazo de cinco años para realizar la solicitud de reintegro desde que se hace el gasto. Alucinante. Ojalá lo copiaran en otros ámbitos donde todo son prisas y plazos rácanos para formalizar las solicitudes; a ver si así alguien entra fuera de plazo y un dinerillo que se ahorran...

Un "pero": las oficinas de MUFACE en Vitoria-Gasteiz no son accesibles, aunque te envían por correo todos los documentos que necesites o bajan a la calle a atenderte, si es necesario.

6 de abril de 2005

Hoteles accesibles

Leo en Discapnet la siguiente noticia:

PRESENTAN UNA GUIA DE "HOTELES ACCESIBLES PARA PERSONAS CON MOVILIDAD REDUCIDA"

SERVIMEDIA

MADRID, 06-ABR-2005

La Plataforma Representativa Estatal de Discapacitados Físicos (Predif) presentará la guía "Hoteles accesibles para personas con movilidad reducida" durante la celebración, a partir de mañana, de la Feria Internacional de Turismo de la Comunidad Valenciana, en la que participará con un "stand" de Turismo Accesible.

El objetivo de Predif al participar en esta feria, que se desarrollará del 7 al 10 de abril, es conseguir una normalización turística, evitando la construcción de destinos "exclusivos" para personas con discapacidad.

La guía "Hoteles accesibles para personas con movilidad reducida" detalla las características que debe tener un hotel accesible: aparcamiento, rampas, escaleras, puertas, pasillos, recepción, ascensores, habitaciones y cuartos de baño.

Durante su participación en la feria, Predif expondrá sus principales líneas de trabajo en materia de turismo accesible, basadas en la idea de que el turismo y el ocio se han convertido en elementos básicos de nuestra sociedad y el derecho a disfrutarlo es un indicador de calidad de vida y un elemento de integración social, igual que lo puede ser el derecho a la educación o al trabajo.

Espero que los de PREDIF tengan éxito en esa feria y empecemos a ver más hoteles accesibles, y no sólo en ciudades grandes y sitios turísticos, y a partir de cuatro estrellas, como suele ser lo habitual.

Si se consigue, ya sólo falta transporte accesible para poder llegar a esos hoteles en tren o autobús...

Y una propuesta: que dejemos de llamar turismo "con encanto" a todo aquel que sea turismo no accesible...


31 de marzo de 2005

El cepo de Calatrava: accesibilidad, diseño y arquitectos "divinos"



Reproduzco, traducido al castellano, un artículo publicado originalmente en euskera en el diario Berria el pasado 29 de marzo (Pido disculpas de antemano por los errores de traducción que haya podido cometer). Me he permitido la licencia de añadir algunos links que el original no tenía, así como las fotografías que lo acompañan:

El cepo de Calatrava

Aeropuerto de Loiu. Aunque, al parecer, sus nuevas infraestructuras cumplen lo dispuesto por la Ley de Accesibilidad de la Comunidad Autónoma Vasca, resulta un obstáculo insalvable para aquellos que se mueven en silla de ruedas. Berria ha sido testigo de las dificultades que allí los ciudadanos encuentran.

Iñigo Bilbao - LOIU

A quien anda a pie no se le pasa por la cabeza que entrar a cualquier sitio, subir hasta la vivienda o bajar las escaleras puede ser para mucha gente una carrera de obstáculos insalvable. Son muchos los ciudadanos y ciudadanas que tienen discapacidades físicas, más o menos un 7 %. En Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra son alrededor de 223.500 los ciudadanos que viven bajo alguna minusvalía física.

Solemos saber de ellos el día 3 de diciembre, porque ese día se celebra —si puede usarse la palabra “celebrar”— el Día Internacional de la Discapacidad. Ese día no les faltan declaraciones de solidaridad. No, al menos, por parte de las autoridades. ¿Y el resto de los días? En la CAV aprobaron la Ley de Accesibilidad el 4 de diciembre de 1997. En lugar de responder con palabras a la pregunta de si se cumple o no lo dispuesto en esa ley, los discapacitados han invitado a Berria a una excursión, para que sea testigo de su día a día. En Bilbao la lista de edificios nuevos o lugares llenos de trabas es larga: Zubizuri (Pasarela de Calatrava), Palacio Euskalduna, Museo Guggenheim, Metro, estaciones de RENFE, Zubi Arte... confiesan que en todos ellos se sienten “desplazados”. Pero para hacer la excursión eligieron el aeropuerto de Loiu (Vizcaya). Es un edificio nuevo, y con mucha fama. En teoría, se trata de una infraestructura recién construida que cumple a rajatabla las normas de accesibilidad. Eso sí, tan sólo en teoría.

De guía por el aeropuerto

Un grupo bastante considerable, en dos furgonetas, nos dirigimos al aeropuerto que diseñó para Loiu el famoso arquitecto Calatrava. Aurelio Rivero fue el guía de nuestro grupo. Un hombre de 53 años, al que hace 23 años una lesión de médula provocada por un accidente dejó atado a una silla de ruedas. Es hábil andando en la silla, y él nos dio a conocer los obstáculos que el aeropuerto presenta para las personas con discapacidad física.

Nada más bajar de la furgoneta encontramos la primera traba. Aunque han puesto una rampa para subir, tiene un desnivel demasiado pronunciado para alguien que va en una silla de ruedas: “Incluso yo con la fuerza que tengo en los brazos tengo dificultades para subir sin ayuda; cuesta arriba tengo que hacer demasiada fuerza para que la silla no se me vuelque hacia atrás”. A pesar de que el aeropuerto cuenta con dos ascensores para acceder al interior, uno de ellos estaba estropeado ese día. El grupo tuvo que acaparar el otro durante un buen rato, para enfado del resto de los usuarios. Las trabas que hallaron en el interior tampoco eran menores. Todas las mesas para que los viajeros facturen sus maletas y bolsas y para que presenten sus billetes de viaje son demasiado altas: “Para tener una relación directa con nosotros no es tan difícil colocar mesas de recepción con dos alturas, como las que existen aquí mismo en la cafetería”. Rivero conocía bien el aeropuerto y quiso entrar en los servicios. Junto a los servicios de señoras y de caballeros, hay unos servicios especiales para los que van en silla de ruedas, como exige la ley. Al lado del inodoro hay una barra para que el usuario la utilice de apoyo al trasladarse de la silla a la taza. “El problema es que para ello debo de situar la silla junto a la taza, en paralelo, y aquí, es evidente, eso es imposible”. Tiene razón. Justo al lado del inodoro han colocado un lavabo y, por lo tanto, le resultó imposible conseguir la postura idónea para realizar la maniobra: “Aunque tuviera una necesidad urgente, no podría utilizar este servicio”.




Incluso los detallitos son un problema

Tras entrar en la taberna para tomar un café, Rivero quiso hacer una observación. En efecto, las pistas pueden verse desde aquí, cómo los aviones despegan o aterrizan. “Es un detallito, pero como ves esos adornos que han puesto ocupan la ventana justo a la altura de los ojos de quienes estamos en silla de ruedas”.

Identificó aún más trabas: en el aparcamiento queda poco espacio entre dos coches para bajar con una silla de ruedas; los pasillos están en cuesta y, como no han puesto suelo antideslizante, la silla puede resbalar... Todos estos son impedimentos que hay que superar en el mismo aeropuerto. Para salir del avión y coger el equipaje, “entonces sí que hay lío”. Según nos explicó Rivero, sólo hay escaleras mecánicas para llegar hasta el sitio donde hay que coger las maletas. “Nos tienen que sacar hasta fuera por un hueco, para entrar luego otra vez a coger las maletas, como si nosotros no fuéramos capaces”. “El aeropuerto no es más que un ejemplo. Aquí se ve claro que no se diseña para todos; los proyectos que se supeditan a la belleza no hacen más que poner pretextos para adecuarse a lo que exige la ley”.





24 de marzo de 2005

No me voy de vacaciones

No me voy de vacaciones. Entre otras razones, porque no tengo nada fácil salir de mi ciudad (a no ser en taxi, claro; quizás cuando me toque la lotería...).

Podría usar mi coche, sí. Pero cada vez que intentara entrar o salir del coche, me arriesgaría a una caída, con sus consecuencias. Por eso lo vendo; desgraciadamente, ya no es un medio de transporte "seguro" para mí.

Por otra parte, no hay ningún tren que pase por Vitoria y que esté adaptado para viajar en mi silla de ruedas. El verano pasado hice la consulta en RENFE y la respuesta fue que los nuevos trenes que vayan comprando estarán adaptados, pero no van a sustituir los no adaptados que todavía circulan.

¡Qué decir de los autobuses de línea! ¿Alguien conoce alguna línea de autobuses que disponga de vehículos adaptados? No me refiero a autobuses para excursiones, sino a los que hacen su recorrido habitual transportando viajeros de una ciudad a otra. En Vitoria, al menos, brillan por su ausencia.

12 de marzo de 2005

Los límites de velocidad

Leo en Discapnet la siguiente noticia:

EL PP PIDE LA ELIMINACION DE LOS LIMITES DE VELOCIDAD VIGENTES PARA LOS DISCAPACITADOS CON CARNE DE CONDUCIR

SERVIMEDIA

MADRID, 12-MAR-2005

El PP ha presentado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados en la que pide la eliminación de los límites de velocidad que actualmente están vigentes para las personas con discapacidad que tienen carné de conducir.

En su exposición de motivos, el PP recuerda que los permisos de conducir para personas con discapacidad recogen, sistemáticamente, la limitación de velocidad entre setenta y novena kilómetros por hora.

Considera el PP que esta limitación "no responde a criterios objetivos", ya que una persona con discapacidad obtiene su permiso de conducir pasando las mismas pruebas que cualquier otro conductor, en algunos casos, incluso, más rigurosas.

Añaden que los vehículos adaptados para discapacitados están equipados con las ayudas técnicas necesarias, debidamente homologadas, para garantizar la seguridad del conductor discapacitado y de los demás pasajeros.

El PP asegura que ningún dato estadístico indica mayor siniestralidad entre los conductores con discapacidad, por lo que considera "discriminatorio" este límite de velocidad generalizado para el colectivo.

En futuro carné por puntos, advierte, agrava aún más esta discriminación, ya que las infracciones se medirán desde el límite máximo de velocidad impuesto al conductor, que en este caso es mucho menor, "lo que supondrá un mayor consumo del crédito de puntos".

Piden, por todo ello, que se eliminen estos límites de velocidad, consultando para ello a las organizaciones más representativas de las personas con discapacidad.
La iniciativa me parece loable. Es una lástima que el Partido Popular haya sufrido también un límite de velocidad; una limitación por la que ha tardado nueve años en percatarse del problema, ya que podía haberlo solucionado cuando tuvo responsabilidades de gobierno.



10 de marzo de 2005

El peso de la ley o cómo las plataformas elevadoras no suelen cumplirla

Ayer por la tarde tuve mi primera experiencia desagradable con una plataforma elevadora o salvaescaleras. Ocurrió en Medicentro de Vitoria-Gasteiz, cuando iba a acompañar a mi novia al médico.

Nada más entrar en las instalaciones, hay un pequeño espacio desde el que se accede a una escalera para subir y a otra para bajar, ambas dotadas de plataforma elevadora. Es decir, para acceder a cualquier instalación o consulta de Medicentro con una silla de ruedas no hay más remedio que usar una de las plataformas elevadoras.

Me costó bastante situarme en la plataforma para subir, ya que el acceso era lateral y con una silla de ruedas eléctrica la maniobra es mucho más complicada que si se entrara derecho en el sentido de las escaleras. Esto último no es posible, ya que la pequeña rampa móvil para acceder a la plataforma ha sido sustituida por un "tope" vertical fijo, supuestamente para evitar caidas a la hora de introducirse en la plataforma al bajar las escaleras.

Tras colocar mi silla en la rampa, accioné el botón para subir y el motor funcionó sin problemas. Sin embargo, al llegar a la altura del penúltimo escalón, la plataforma había cedido un poco, lo suficiente para toparse con el escalón e impedir que siguiera subiendo. Era de esperar: la plataforma no aguantó mi peso sumado al de la silla de ruedas (calculo que algo menos de 180 kilos entre los dos).



Al final, y resumiendo mucho, pude volver a bajar con la plataforma. Para cuando llegó el técnico de la empresa OTIS, yo ya estaba abajo y no fue necesario ningún rescate. Discutimos amigablemente, junto con la encargada de Medicentro, sobre las características de la plataforma que habían instalado (que no es la misma que aparece aquí arriba y en la página web de OTIS, sino otro modelo similar al que instala o instalaba Schindler).

De nuevo con la legislación a cuestas
El problema está muy extendido y la causa es, como en muchas otras ocasiones, que no se cumple la legislación al respecto.

El Gobierno Vasco-Eusko Jaurlaritza aprobó el "DECRETO 68/2000, de 11 de abril, por el que se aprueban las normas técnicas sobre condiciones de accesibilidad de los entornos urbanos, espacios públicos, edificaciones y sistemas de información y comunicación" (BOPV de 12 de junio de 2000). En su Anejo III sobre "Condiciones técnicas sobre accesibilidad en los edificios", el artículo 5, apartado 5.3.5.3.b) dice así (la negrita es mía):
b) Plataformas elevadoras de traslación oblicua.
1.– Su instalación quedará restringida como ayuda
técnica en las obras de reforma cuando no exista otra
posibilidad de eliminar una barrera existente.
2.– Las superficies de embarco y desembarco serán
las mismas que en el caso de aparatos elevadores de traslación
vertical.
3.– La plataforma tendrá unas dimensiones mínimas
de 1,25 m. de largo por 1,00 m. de ancho. Estará dotada
de barrera de protección y topes de seguridad para
impedir el deslizamiento de una silla de ruedas.
4.– Tendrá una capacidad de elevación como mínimo
de 250 Kg.
y una velocidad máxima de desplazamiento
de 0,1 m/sg., siempre y cuando lo permita la
normativa vigente.
5.– Las puertas de la plataforma serán de 0.80 m.
Haciendo caso omiso a la normativa, la plataforma instalada en Medicentro, al igual que la mayoría de las que conozco (por ejemplo la de Etxebide-Servicio Vasco de Vivienda, en casa del herrero...) tienen una capacidad de elevación máxima de sólo 150 Kg, aunque en ocasiones hayan podido con pesos mayores.

En casa de mi madre también tenemos instalada una de esas plataformas elevadoras para 150 Kg. Por supuesto, cuando vas a instalarla nadie te informa de la normativa vigente. De hecho, al comprar mi silla de ruedas eléctrica y sospechar los problemas que iba a tener con las plataformas, pregunté en Schindler sobre esa cuestión. La respuesta fue que la normativa del Gobierno Vasco exige 250 Kg, pero la mayoría de los modelos que se fabrican no soportan ese peso.

Visto lo visto, me parece que esta vez la norma está bien pensada. Sólo falta conseguir que se fabriquen plataformas que la cumplan. Casi nada...

5 de marzo de 2005

"Superando obstáculos" ha terminado

Hoy ha finalizado la serie de reportajes "Superando obstáculos" que durante esta semana ha emitido ETB (Televisión Pública Vasca).

El balance ha sido, en mi opinión, muy positivo. Como ya dije, los reportajes han estado bien realizados y los temas se han tratado con seriedad y con intención de concienciar, tanto al público como, sospecho, a las autoridades e instituciones involucradas.

De hecho, uno de los aspectos que más se ha enfatizado en esta serie ha sido el hecho de que las leyes que ya existen a menudo no se cumplen.



Leyes que se cumplen, leyes que no se cumplen... leyes para hacerlas cumplir, leyes para "hacerse la foto"... ciudadanos de primera, ciudadanos de segunda... el que manda, manda... el que puede, puede...

2 de marzo de 2005

Zorionak, Igor eta Lohitzune!!



Hace un rato he visto el reportaje que ha emitido ETB dentro de su campaña "Superando obstáculos". En él han aparecido Igor y Lohitzune, dos alumnos de la UPV-EHU que conozco.

Igor, que utiliza (¿debería decir "que pilota"?) una silla de ruedas eléctrica, y su novia Lohitzune han expuesto algunos de los obstáculos que encuentran en diversas actividades cotidianas, entre ellos:
  • no hay autobuses adaptados para trasladarse desde Vitoria al Campus de Lejona en Bizkaia, donde estudia Igor;
  • la elección de una película para ver en el cine depende de que la sala disponga de un lugar para la silla de ruedas que no sea tocando la pantalla con la nariz (que es lo habitual);
  • las salidas nocturnas por los bares de Vitoria se limitan a los lugares que son accesibles, tanto el establecimiento en sí como el camino que conduce a éste (ausencia de escaleras, bordillos, etc.)
El reportaje me ha parecido muy bien realizado y creo que los problemas que Igor y Lohitzune querían plantear han quedado bien expuestos (aunque ellos lo sabrán mejor, claro).

Se ha hecho mucho hincapié, como en otros de los reportajes ya emitidos, en que una de las principales causas de problemas para las personas con discapacidad es que las leyes que ya existen, aprobadas y en vigor, no se cumplen; y las autoridades competentes (?) no ponen el celo suficiente para hacerlas cumplir.

Sólo espero que esta serie de reportajes que está emitiendo la Televisión Autonómica Vasca llegue a ojos y oídos de quienes tienen la posibilidad de cambiar esta situación (a mejor, se entiende). Y que se pongan manos a la obra ya.


28 de febrero de 2005

Poniendo obstáculos

(El siguiente mensaje es bastante largo y contiene algunos pasajes de textos legales. Agradezco todas las lecturas y comentarios, por supuesto. Pero hago un llamamiento especial a aquellas personas con conocimientos de Derecho que puedan aclararme las dudas que abajo planteo. Muchas gracias)

La Televisión Pública Vasca (ETB) continúa con la campaña que anuncié en el mensaje de ayer. Recordemos que uno de los puntos que se quiere denunciar es el no cumplimiento de las leyes y normas ya aprobadas en relación con los derechos de las personas con discapacidad.

Parece, sin embargo, que sus efectos no han llegado todavía a la Dirección de Farmacia del Gobierno Vasco. A finales de diciembre, interpuse una Reclamación Previa ante la Dirección Territorial de Sanidad de Álava. La razón era que me habían denegado financiación pública para una silla de ruedas manual, alegando que ya me habían concedido financiación para una silla eléctrica hacía un año.

Sin entrar en demasiados detalles, el Catálogo General de Material Ortoprotésico (BOPV de 1 de diciembre de 2000; es decir, que lleva cuatro años sin renovarse) asigna un código distinto para cada tipo de silla (7140 para la manual ligera y 7150 para la eléctrica). Además, establece los procedimientos para solicitar cada tipo de material y el período mínimo tras el cual puede pedirse su renovación; en el caso de estos dos tipos de sillas, el período mínimo de renovación es de 36 meses.

Pues bien, ni el Catálogo mencionado, ni el Decreto por el que se regula la prestación ortoprotésica (BOPV de 12 de febrero de 1997), establecen ningún vínculo, unión, relación, ni nada por el estiloentre estos dos tipos de sillas. En ninún sitio se menciona que haber obtenido financiación para una de ellas interfiera en o excluya la financiación para la otra dentro del plazo de tres años. En definitiva, que en ningún lado (al menos en documentos públicos y oficiales) aparece uno de los tipos de silla condicionado por el otro y, por lo tanto, el período mínimo de renovación de 36 meses debe ser independiente para cada tipo de silla.

Sin embargo, como he dicho, ésta relación "sacada de la manga" fue el motivo para que en diciembre me denegaran la financiación pública para la silla de ruedas manual. Un relación que, como vemos, sólo existe en la mente (?) o en documentos internos de aquellas personas que deciden estos asuntos; no en la legislación vigente.

Hoy he recibido la notificación de la respuesta a mi reclamación previa de diciembre. La Resolución del Director de Farmacia del Gobierno Vasco desestima mi reclamación y vuelve a denegarme la prestación solicitada (la silla de ruedas manual).

La razón (?) que aduce es la siguiente: "habida cuenta que la necesidad del artículo ortoprotésico que le ha sido prescrito no queda justificada, ya que con anterioridad le ha sido financiado otro artículo adecuado a su patología."

Puestos a pensar "bien", habría que deducir que el Director de Farmacia del Gobierno Vasco ignora (en todos sus sentidos) cuáles son las necesidades adecuadas a mi patología, y seguramente a muchas otras:

  • ignora que la silla eléctrica no es adecuada en todos los casos para su uso dentro de la vivienda;
  • ignora que la silla eléctrica no entra en el maletero de un automóvil;
  • ignora que las sillas eléctricas pueden estropearse y su reparación puede llevar al menos una semana, y que mientras tanto uno necesita seguir usando una silla de ruedas;
  • ignora que las sillas eléctricas deben revisarse anualmente para un mantenimiento adecuado y que esa revisión también necesita de al menos una semana;
  • ignora tantas cosas sobre la vida cotidiana de un persona que usa silla de ruedas eléctrica que debería darle vergüenza continuar ocupando su puesto.
Así que quizás es mejor pensar "mal" y suponer que tan sólo quieren ahorrarse unos eurillos denegando esta prestación. Y si cuela, cuela.

No se vayan todavía, aún hay más

Lo que viene a rizar el rizo de todo esta maniobra son los "Fundamentos de Derecho" que argumentan la Resolución del Director de Farmacia del Gobierno Vasco.

Primeramente, los "Hechos" que menciona tienen un único punto (la negrita es mía):
"La documentación que acompaña a la prescripción/solicitud de prestación, es la que se establece en el artículo 10 del Decreto 91997, de 22 de enero, por el que se regula la prestación ortoprotésica relativa a prótesis externas, sillas de ruedas, órtesis y prótesis especiales."
Pero el segundo apartado de los "Fundamentos de Derecho" reza así:
"A lo largo de su tramitación administrativa ha quedado acreditado que la solicitud correspondiente no cumple con el artículo [sic] 1, 2 y 12 del Decreto 9/1997, de 22 de enero, antes citado, para su resolución favorable."
No me resisto a reproducir los artículos citados:
Artículo 1.– Objeto.
La prestación ortoprotésica relativa a prótesis externas, sillas de ruedas, órtesis y prótesis especiales del Sistema Nacional de Salud se facilitará a la población en el ámbito de la Comunidad Autónoma del País Vasco con arreglo a lo establecido en el presente Decreto, en el marco del Real Decreto 63/1995, de 20 de enero sobre Ordenación de Prestaciones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud, de la Orden de 18 de enero de 1996 que desarrolla la regulación específica de la prestación ortoprotésica y demás normativa básica de aplicación.

Artículo 2.– Contenido de la prestación ortoprotésica.
El contenido de la prestación ortoprotésica relativa a prótesis externas, sillas de ruedas, órtesis y prótesis especiales se determinará mediante la aprobación por Orden del Consejero de Sanidad del Catálogo General de Material Ortoprotésico. En dicho catálogo se relacionarán los productos sanitarios susceptibles de financiación por parte del Departamento de Sanidad, sus números de código identificativo y precios máximos y, en su caso, la aportación del usuario, las condiciones especiales para su prescripción, los requisitos para su renovación y el plazo de garantía.
El Catálogo General de Material Ortoprotésico podrá ser objeto de actualización total o parcial con carácter periódico mediante Orden del Consejero de Sanidad.

Artículo 12.– Productos de Especial Control (EC)
1.– La prescripción de aquellos productos que en el Catálogo General de Material Ortoprotésico aparezcan acompañados de las siglas EC (Especial Control), se halla sometida a visado por parte de la administración sanitaria, visado que el usuario deberá obtener con carácter previo a la dispensación de los mismos.
2.– El especialista adjuntará al documento de prescripción un informe médico específico en el que de forma motivada justifique la necesidad del producto e informará al usuario de los trámites que debe llevar a cabo para la obtención del visado.
3.– El usuario acudirá con el documento de prescripción y el informe médico al establecimiento dispensador de su elección y solicitará un presupuesto o factura pro-forma del producto prescrito.
4.– El usuario presentará en el registro de la Dirección de Área, en la Inspección Médica, en la Unidad Administrativa o en el Servicio de Atención al Paciente del centro sanitario de Osakidetza-Servicio vasco de salud que le corresponda el documento de prescripción, el informe médico y el presupuesto o la factura pro-forma emitida por el establecimiento dispensador.
5.– Concluidos los trámites, se comunicará al usuario si la prescripción ha obtenido o no el visado y se le devolverá toda la documentación una vez cumplimentada.
6.– A partir de la obtención del visado, el procedimiento de dispensación se completará siguiendo el trámite normal.
7.– El establecimiento al que acudiera un usuario con un documento de prescripción que precisando visado careciera de él, elaborará el presupuesto o factura pro-forma correspondiente e indicará al usuario la necesidad de solicitar el visado previo a la dispensación de acuerdo con lo establecido en este artículo.
S.O.S

No entiendo mucho de Derecho.
Si alguien puede indicarme qué tienen que ver estos artículos con todo esto, qué tienen que ver con el motivo de la denegación, le estaré muy agradecido, de verdad.

Si, además, alguien puede indicarme si es que la Dirección de Farmacia del Gobierno Vasco está intentando tomarme el pelo y envolverme en una nube de supuestas consideraciones legales para camuflar una decisión que no tiene ningún fundamento legal, mi agradecimiento será enorme: ¡¡el plazo de un mes para formular una demanda ante el Juzgado de lo Social contra esa Resolución empieza a contar hoy!!


27 de febrero de 2005

"Superando obstáculos"

Bajo este título, los informativos de ETB (televisión autonómica vasca) emitirán durante esta semana varios reportajes sobre el día a día de las personas con discapacidad en Euskadi. Veremos qué dan de sí. El avance que han emitido hoy en la segunda edición de "Teleberri" indica que, al menos, los temas que van a tratar son de máximo interés para el colectivo de personas con discapacidad: accesibilidad, trabajo, enseñanza, cumplimiento de leyes y normativas...

Reproduzco el artículo publicado ayer en eitb.com:


Los informativos de ETB comienzan este domingo la serie de reportajes Superando Obstáculos sobre el día a día de las personas con discapacidad en Euskadi

26/02/05

Se muestra la vida cotidiana de siete jóvenes con diferentes discapacidades físicas y sensoriales, en terrenos como el trabajo, la enseñanza, la movilidad, el tiempo libre, la vida en pareja o la política

Los informativos de ETB, "Gaur Egun" y "Teleberri" emitirán a partir del domingo 27 de febrero al sábado 5 de marzo una serie de reportajes sobre el día a día de las personas con discapacidad en Euskadi bajo el título Superando obstáculos. El periodista Inguma Martínez ha conocido de cerca la vida cotidiana de siete jóvenes con diferentes discapacidades físicas y sensoriales, en terrenos como el trabajo, la enseñanza, la movilidad, el tiempo libre, la vida en pareja o la política.

También ha entrevistado a varios expertos en ayudas técnicas y miembros de asociaciones vinculadas a este colectivo social, que alcanza un 7 % de la población vasca.

En las entrevistas realizadas el periodista ha podido comprobar que no se cumplen muchas leyes y reglamentos existentes desde hace años que defienden los derechos de las personas con discapacidad. Como consecuencia, muchas de estas personas creen que hoy en día no se respetan sus derechos. Por problemas de accesibilidad o por falta de infraestructuras los ciudadanos con discapacidad física o sensorial tienen que afrontar diferentes obstáculos para estudiar en la universidad, para conseguir un trabajo o incluso para pasear por la calle. La precariedad laboral es una característica común en este colectivo social, que además afronta una tasa de paro realmente alta. Los reportajes llaman la atención sobre el hecho de que, a menudo, los obstáculos que deben superar estas personas no los genera su “discapacidad” sino la “incapacidad” de la sociedad para integrarles."

17 de febrero de 2005

El misterio del Bono-Taxi

La historia es de hace un año, pero como es muy posible que vuelva a repetirse (y que se le repita a alguien más) aquí la traigo:

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y el Instituto Foral de Bienestar Social de la Diputación Foral de Álava conceden el llamado bono-taxi. Se trata de una ayuda económica para personas con discapacidad física que les permite rebajar los gastos ocasionados por desplazamientos en taxi.

A comienzos del año pasado empecé a utilizar la silla de ruedas eléctrica, por lo que ya no podía desplazarme a mi lugar de trabajo en mi coche. Así que decidí solicitar el bono-taxi, del que había oído hablar. Adelanto que no me lo concedieron; pero a partir de ahí, mi interés por el Programa de Bono-Taxi comenzó a crecer de un modo que podríamos calificar de "detectivesco". Este es el relato de mis pesquisas.



Para empezar, debo decir que no he sido capaz de hallar, ni en el BOPV (Boletín Oficial del País Vasco) ni en el BOTHA (Boletín Oficial del Territorio Histórico de Álava), ningún decreto, normativa u otro tipo de escrito que regule de forma oficial los dos programas de bono-taxi que he mencionado al principio. Sí he podido encontrar, en cambio, el texto que regula el Programa Bono-Taxi en Llodio, el otro municipio alavés que cuenta con dicho programa.

La web del Instituto Foral de Bienestar Social dispone de una información muy útil y bastante bien organizada. Pues bien, la única de las "Prestaciones Económicas a Personas y Familias" que no dispone de normativa al respecto es la dedicada a su Programa de Bono-Taxi. La única información de que dispone es la lista de requisitos para poder solicitar las prestaciones del Programa Bono-Taxi. Son estos:
"- Tener entre 12 y 65 años de edad, pudiendo ser este máximo de 70 años para personas que han sido beneficiarias del Programa con anterioridad al cumplimiento de 65 años.
- Tener empadronamiento en el municipio correspondiente, al menos con 1 año de antelación a la fecha de presentación de la solicitud.
- Estar afectadas por pérdidas funcionales o anatómicas o por deformaciones esenciales que, en grado igual o superior al 33%, les dificulten gravemente la utilización de transportes colectivos, de acuerdo con el baremo específico establecido.
- No encontrarse imposibilitado para efectuar desplazamientos fuera de su domicilio habitual.
- No estar afectado por una minusvalía psíquica o enfermedad mental, que les impida el desarrollo de una vida social autónoma."
La web del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, por su parte, dispone de una página informativa, en la que se detallan cuáles son los requisitos para optar al bono-taxi. Son estos:
"- Tener entre 12 y 65 años (hasta 70 si anteriormente beneficiario).
- Estar empadronado en Vitoria-Gasteiz.
- No disfrutar de vehículo adaptado.
- Presentar dificultades de acceso al transporte público.
- No estar afectado por déficit mental que impida una vida autónoma.
- Informe favorable del Centro de Valoración de Minusvalías, sito en la c/ Manuel Iradier nº 27"
Sin embargo, el impreso que hay que cumplimentar para solicitar las prestaciones del Programa de Bono-Taxi del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz incluye la siguiente declaración que el solicitante debe firmar:
"DECLARA, no tener vehículo ADAPTADO para uso personal y/o no haber recibido ayuda para la adquisición y/o adaptación del vehículo y/o no haber solicitado exención fiscal del Impuesto de Matriculación por su condición de Minusvalía."
Como puede observarse, sólo la primera de esta sarta de declaraciones está incluida en la lista de requisitos expuesta en la página del Ayuntamiento. Obsérvese, asimismo, el nefasto uso de la conjunción doble "y/o". Según la Ortografía de la Lengua Española (párrafo 5.11.3.d), el signo de la barra
"d) Colocada entre dos palabras o entre una palabra y un morfema, puede indicar también la existencia de dos o más opciones posibles. En este caso no se escribe entre espacios. Ejemplos:
El/los día/s detallado/s.
Es el tipo de bromas y/o mentiras piadosas que Inés no soportaba.

(Alfredo Bryce Echenique: La vida exagerada de Martín Romaña)"
Pero, aunque la lista ya se hace pesada, el goteo no termina aquí. Cuando el año pasado solicité la prestación del bono-taxi, pregunté por teléfono acerca de los requisitos y me informaron de que (además de otros requisitos que ya han aparecido) no podía tener carnet de conducir o, en caso de tenerlo, debería adjuntar un certificado médico en el que constase mi incapacidad para conducir.

Por supuesto, una vez tuve ante mis ojos el impreso, intenté hacerles comprender (¡debe ser que todavía me queda un ápice de ingenuidad!) que lo exigido por el impreso no se correspondía con lo que me habían informado por teléfono y que, además, la redacción del impreso ("... y/o... y/o...") significaba que bastaba con cumplir uno sólo de los puntos a declarar para que la declaración fuera totalmente válida. Por supuesto, la respuesta fue que daba igual cómo estuviera redactada la declaración; sólo vale lo que ellos exigen y punto.

En resumen: no obtuve la prestación (bueno, la obtuve durante dos meses, pero esa es otra historia) y sigo sin saber qué es realmente lo que la ley exige para que le sea concedido a uno el dichoso Bono-Taxi.

Nota final: por si alguien cree que el Bono-Taxi significa un "salvoconducto" para viajar gratis en taxi durante un año, hagamos cuentas: la prestación anual es de 700 euros; una carrera concertada (es decir, quedando de antemano con el taxista a una hora determinada) cuesta 12 euros en Vitoria-Gasteiz; si la carrera no es concertada, nada me asegura que pueda conseguir un taxi adaptado libre y llegar a tiempo al trabajo; por lo tanto, el Bono-Taxi me cubre los gastos para ir a mi trabajo durante 58 días al año (sin contar con que conviene volver a casa cada día). Y eso es todo... no demasiado, pero es algo.