silla y escalera

28 de febrero de 2005

Poniendo obstáculos

(El siguiente mensaje es bastante largo y contiene algunos pasajes de textos legales. Agradezco todas las lecturas y comentarios, por supuesto. Pero hago un llamamiento especial a aquellas personas con conocimientos de Derecho que puedan aclararme las dudas que abajo planteo. Muchas gracias)

La Televisión Pública Vasca (ETB) continúa con la campaña que anuncié en el mensaje de ayer. Recordemos que uno de los puntos que se quiere denunciar es el no cumplimiento de las leyes y normas ya aprobadas en relación con los derechos de las personas con discapacidad.

Parece, sin embargo, que sus efectos no han llegado todavía a la Dirección de Farmacia del Gobierno Vasco. A finales de diciembre, interpuse una Reclamación Previa ante la Dirección Territorial de Sanidad de Álava. La razón era que me habían denegado financiación pública para una silla de ruedas manual, alegando que ya me habían concedido financiación para una silla eléctrica hacía un año.

Sin entrar en demasiados detalles, el Catálogo General de Material Ortoprotésico (BOPV de 1 de diciembre de 2000; es decir, que lleva cuatro años sin renovarse) asigna un código distinto para cada tipo de silla (7140 para la manual ligera y 7150 para la eléctrica). Además, establece los procedimientos para solicitar cada tipo de material y el período mínimo tras el cual puede pedirse su renovación; en el caso de estos dos tipos de sillas, el período mínimo de renovación es de 36 meses.

Pues bien, ni el Catálogo mencionado, ni el Decreto por el que se regula la prestación ortoprotésica (BOPV de 12 de febrero de 1997), establecen ningún vínculo, unión, relación, ni nada por el estiloentre estos dos tipos de sillas. En ninún sitio se menciona que haber obtenido financiación para una de ellas interfiera en o excluya la financiación para la otra dentro del plazo de tres años. En definitiva, que en ningún lado (al menos en documentos públicos y oficiales) aparece uno de los tipos de silla condicionado por el otro y, por lo tanto, el período mínimo de renovación de 36 meses debe ser independiente para cada tipo de silla.

Sin embargo, como he dicho, ésta relación "sacada de la manga" fue el motivo para que en diciembre me denegaran la financiación pública para la silla de ruedas manual. Un relación que, como vemos, sólo existe en la mente (?) o en documentos internos de aquellas personas que deciden estos asuntos; no en la legislación vigente.

Hoy he recibido la notificación de la respuesta a mi reclamación previa de diciembre. La Resolución del Director de Farmacia del Gobierno Vasco desestima mi reclamación y vuelve a denegarme la prestación solicitada (la silla de ruedas manual).

La razón (?) que aduce es la siguiente: "habida cuenta que la necesidad del artículo ortoprotésico que le ha sido prescrito no queda justificada, ya que con anterioridad le ha sido financiado otro artículo adecuado a su patología."

Puestos a pensar "bien", habría que deducir que el Director de Farmacia del Gobierno Vasco ignora (en todos sus sentidos) cuáles son las necesidades adecuadas a mi patología, y seguramente a muchas otras:

  • ignora que la silla eléctrica no es adecuada en todos los casos para su uso dentro de la vivienda;
  • ignora que la silla eléctrica no entra en el maletero de un automóvil;
  • ignora que las sillas eléctricas pueden estropearse y su reparación puede llevar al menos una semana, y que mientras tanto uno necesita seguir usando una silla de ruedas;
  • ignora que las sillas eléctricas deben revisarse anualmente para un mantenimiento adecuado y que esa revisión también necesita de al menos una semana;
  • ignora tantas cosas sobre la vida cotidiana de un persona que usa silla de ruedas eléctrica que debería darle vergüenza continuar ocupando su puesto.
Así que quizás es mejor pensar "mal" y suponer que tan sólo quieren ahorrarse unos eurillos denegando esta prestación. Y si cuela, cuela.

No se vayan todavía, aún hay más

Lo que viene a rizar el rizo de todo esta maniobra son los "Fundamentos de Derecho" que argumentan la Resolución del Director de Farmacia del Gobierno Vasco.

Primeramente, los "Hechos" que menciona tienen un único punto (la negrita es mía):
"La documentación que acompaña a la prescripción/solicitud de prestación, es la que se establece en el artículo 10 del Decreto 91997, de 22 de enero, por el que se regula la prestación ortoprotésica relativa a prótesis externas, sillas de ruedas, órtesis y prótesis especiales."
Pero el segundo apartado de los "Fundamentos de Derecho" reza así:
"A lo largo de su tramitación administrativa ha quedado acreditado que la solicitud correspondiente no cumple con el artículo [sic] 1, 2 y 12 del Decreto 9/1997, de 22 de enero, antes citado, para su resolución favorable."
No me resisto a reproducir los artículos citados:
Artículo 1.– Objeto.
La prestación ortoprotésica relativa a prótesis externas, sillas de ruedas, órtesis y prótesis especiales del Sistema Nacional de Salud se facilitará a la población en el ámbito de la Comunidad Autónoma del País Vasco con arreglo a lo establecido en el presente Decreto, en el marco del Real Decreto 63/1995, de 20 de enero sobre Ordenación de Prestaciones Sanitarias del Sistema Nacional de Salud, de la Orden de 18 de enero de 1996 que desarrolla la regulación específica de la prestación ortoprotésica y demás normativa básica de aplicación.

Artículo 2.– Contenido de la prestación ortoprotésica.
El contenido de la prestación ortoprotésica relativa a prótesis externas, sillas de ruedas, órtesis y prótesis especiales se determinará mediante la aprobación por Orden del Consejero de Sanidad del Catálogo General de Material Ortoprotésico. En dicho catálogo se relacionarán los productos sanitarios susceptibles de financiación por parte del Departamento de Sanidad, sus números de código identificativo y precios máximos y, en su caso, la aportación del usuario, las condiciones especiales para su prescripción, los requisitos para su renovación y el plazo de garantía.
El Catálogo General de Material Ortoprotésico podrá ser objeto de actualización total o parcial con carácter periódico mediante Orden del Consejero de Sanidad.

Artículo 12.– Productos de Especial Control (EC)
1.– La prescripción de aquellos productos que en el Catálogo General de Material Ortoprotésico aparezcan acompañados de las siglas EC (Especial Control), se halla sometida a visado por parte de la administración sanitaria, visado que el usuario deberá obtener con carácter previo a la dispensación de los mismos.
2.– El especialista adjuntará al documento de prescripción un informe médico específico en el que de forma motivada justifique la necesidad del producto e informará al usuario de los trámites que debe llevar a cabo para la obtención del visado.
3.– El usuario acudirá con el documento de prescripción y el informe médico al establecimiento dispensador de su elección y solicitará un presupuesto o factura pro-forma del producto prescrito.
4.– El usuario presentará en el registro de la Dirección de Área, en la Inspección Médica, en la Unidad Administrativa o en el Servicio de Atención al Paciente del centro sanitario de Osakidetza-Servicio vasco de salud que le corresponda el documento de prescripción, el informe médico y el presupuesto o la factura pro-forma emitida por el establecimiento dispensador.
5.– Concluidos los trámites, se comunicará al usuario si la prescripción ha obtenido o no el visado y se le devolverá toda la documentación una vez cumplimentada.
6.– A partir de la obtención del visado, el procedimiento de dispensación se completará siguiendo el trámite normal.
7.– El establecimiento al que acudiera un usuario con un documento de prescripción que precisando visado careciera de él, elaborará el presupuesto o factura pro-forma correspondiente e indicará al usuario la necesidad de solicitar el visado previo a la dispensación de acuerdo con lo establecido en este artículo.
S.O.S

No entiendo mucho de Derecho.
Si alguien puede indicarme qué tienen que ver estos artículos con todo esto, qué tienen que ver con el motivo de la denegación, le estaré muy agradecido, de verdad.

Si, además, alguien puede indicarme si es que la Dirección de Farmacia del Gobierno Vasco está intentando tomarme el pelo y envolverme en una nube de supuestas consideraciones legales para camuflar una decisión que no tiene ningún fundamento legal, mi agradecimiento será enorme: ¡¡el plazo de un mes para formular una demanda ante el Juzgado de lo Social contra esa Resolución empieza a contar hoy!!


27 de febrero de 2005

"Superando obstáculos"

Bajo este título, los informativos de ETB (televisión autonómica vasca) emitirán durante esta semana varios reportajes sobre el día a día de las personas con discapacidad en Euskadi. Veremos qué dan de sí. El avance que han emitido hoy en la segunda edición de "Teleberri" indica que, al menos, los temas que van a tratar son de máximo interés para el colectivo de personas con discapacidad: accesibilidad, trabajo, enseñanza, cumplimiento de leyes y normativas...

Reproduzco el artículo publicado ayer en eitb.com:


Los informativos de ETB comienzan este domingo la serie de reportajes Superando Obstáculos sobre el día a día de las personas con discapacidad en Euskadi

26/02/05

Se muestra la vida cotidiana de siete jóvenes con diferentes discapacidades físicas y sensoriales, en terrenos como el trabajo, la enseñanza, la movilidad, el tiempo libre, la vida en pareja o la política

Los informativos de ETB, "Gaur Egun" y "Teleberri" emitirán a partir del domingo 27 de febrero al sábado 5 de marzo una serie de reportajes sobre el día a día de las personas con discapacidad en Euskadi bajo el título Superando obstáculos. El periodista Inguma Martínez ha conocido de cerca la vida cotidiana de siete jóvenes con diferentes discapacidades físicas y sensoriales, en terrenos como el trabajo, la enseñanza, la movilidad, el tiempo libre, la vida en pareja o la política.

También ha entrevistado a varios expertos en ayudas técnicas y miembros de asociaciones vinculadas a este colectivo social, que alcanza un 7 % de la población vasca.

En las entrevistas realizadas el periodista ha podido comprobar que no se cumplen muchas leyes y reglamentos existentes desde hace años que defienden los derechos de las personas con discapacidad. Como consecuencia, muchas de estas personas creen que hoy en día no se respetan sus derechos. Por problemas de accesibilidad o por falta de infraestructuras los ciudadanos con discapacidad física o sensorial tienen que afrontar diferentes obstáculos para estudiar en la universidad, para conseguir un trabajo o incluso para pasear por la calle. La precariedad laboral es una característica común en este colectivo social, que además afronta una tasa de paro realmente alta. Los reportajes llaman la atención sobre el hecho de que, a menudo, los obstáculos que deben superar estas personas no los genera su “discapacidad” sino la “incapacidad” de la sociedad para integrarles."

17 de febrero de 2005

El misterio del Bono-Taxi

La historia es de hace un año, pero como es muy posible que vuelva a repetirse (y que se le repita a alguien más) aquí la traigo:

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y el Instituto Foral de Bienestar Social de la Diputación Foral de Álava conceden el llamado bono-taxi. Se trata de una ayuda económica para personas con discapacidad física que les permite rebajar los gastos ocasionados por desplazamientos en taxi.

A comienzos del año pasado empecé a utilizar la silla de ruedas eléctrica, por lo que ya no podía desplazarme a mi lugar de trabajo en mi coche. Así que decidí solicitar el bono-taxi, del que había oído hablar. Adelanto que no me lo concedieron; pero a partir de ahí, mi interés por el Programa de Bono-Taxi comenzó a crecer de un modo que podríamos calificar de "detectivesco". Este es el relato de mis pesquisas.



Para empezar, debo decir que no he sido capaz de hallar, ni en el BOPV (Boletín Oficial del País Vasco) ni en el BOTHA (Boletín Oficial del Territorio Histórico de Álava), ningún decreto, normativa u otro tipo de escrito que regule de forma oficial los dos programas de bono-taxi que he mencionado al principio. Sí he podido encontrar, en cambio, el texto que regula el Programa Bono-Taxi en Llodio, el otro municipio alavés que cuenta con dicho programa.

La web del Instituto Foral de Bienestar Social dispone de una información muy útil y bastante bien organizada. Pues bien, la única de las "Prestaciones Económicas a Personas y Familias" que no dispone de normativa al respecto es la dedicada a su Programa de Bono-Taxi. La única información de que dispone es la lista de requisitos para poder solicitar las prestaciones del Programa Bono-Taxi. Son estos:
"- Tener entre 12 y 65 años de edad, pudiendo ser este máximo de 70 años para personas que han sido beneficiarias del Programa con anterioridad al cumplimiento de 65 años.
- Tener empadronamiento en el municipio correspondiente, al menos con 1 año de antelación a la fecha de presentación de la solicitud.
- Estar afectadas por pérdidas funcionales o anatómicas o por deformaciones esenciales que, en grado igual o superior al 33%, les dificulten gravemente la utilización de transportes colectivos, de acuerdo con el baremo específico establecido.
- No encontrarse imposibilitado para efectuar desplazamientos fuera de su domicilio habitual.
- No estar afectado por una minusvalía psíquica o enfermedad mental, que les impida el desarrollo de una vida social autónoma."
La web del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, por su parte, dispone de una página informativa, en la que se detallan cuáles son los requisitos para optar al bono-taxi. Son estos:
"- Tener entre 12 y 65 años (hasta 70 si anteriormente beneficiario).
- Estar empadronado en Vitoria-Gasteiz.
- No disfrutar de vehículo adaptado.
- Presentar dificultades de acceso al transporte público.
- No estar afectado por déficit mental que impida una vida autónoma.
- Informe favorable del Centro de Valoración de Minusvalías, sito en la c/ Manuel Iradier nº 27"
Sin embargo, el impreso que hay que cumplimentar para solicitar las prestaciones del Programa de Bono-Taxi del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz incluye la siguiente declaración que el solicitante debe firmar:
"DECLARA, no tener vehículo ADAPTADO para uso personal y/o no haber recibido ayuda para la adquisición y/o adaptación del vehículo y/o no haber solicitado exención fiscal del Impuesto de Matriculación por su condición de Minusvalía."
Como puede observarse, sólo la primera de esta sarta de declaraciones está incluida en la lista de requisitos expuesta en la página del Ayuntamiento. Obsérvese, asimismo, el nefasto uso de la conjunción doble "y/o". Según la Ortografía de la Lengua Española (párrafo 5.11.3.d), el signo de la barra
"d) Colocada entre dos palabras o entre una palabra y un morfema, puede indicar también la existencia de dos o más opciones posibles. En este caso no se escribe entre espacios. Ejemplos:
El/los día/s detallado/s.
Es el tipo de bromas y/o mentiras piadosas que Inés no soportaba.

(Alfredo Bryce Echenique: La vida exagerada de Martín Romaña)"
Pero, aunque la lista ya se hace pesada, el goteo no termina aquí. Cuando el año pasado solicité la prestación del bono-taxi, pregunté por teléfono acerca de los requisitos y me informaron de que (además de otros requisitos que ya han aparecido) no podía tener carnet de conducir o, en caso de tenerlo, debería adjuntar un certificado médico en el que constase mi incapacidad para conducir.

Por supuesto, una vez tuve ante mis ojos el impreso, intenté hacerles comprender (¡debe ser que todavía me queda un ápice de ingenuidad!) que lo exigido por el impreso no se correspondía con lo que me habían informado por teléfono y que, además, la redacción del impreso ("... y/o... y/o...") significaba que bastaba con cumplir uno sólo de los puntos a declarar para que la declaración fuera totalmente válida. Por supuesto, la respuesta fue que daba igual cómo estuviera redactada la declaración; sólo vale lo que ellos exigen y punto.

En resumen: no obtuve la prestación (bueno, la obtuve durante dos meses, pero esa es otra historia) y sigo sin saber qué es realmente lo que la ley exige para que le sea concedido a uno el dichoso Bono-Taxi.

Nota final: por si alguien cree que el Bono-Taxi significa un "salvoconducto" para viajar gratis en taxi durante un año, hagamos cuentas: la prestación anual es de 700 euros; una carrera concertada (es decir, quedando de antemano con el taxista a una hora determinada) cuesta 12 euros en Vitoria-Gasteiz; si la carrera no es concertada, nada me asegura que pueda conseguir un taxi adaptado libre y llegar a tiempo al trabajo; por lo tanto, el Bono-Taxi me cubre los gastos para ir a mi trabajo durante 58 días al año (sin contar con que conviene volver a casa cada día). Y eso es todo... no demasiado, pero es algo.


11 de febrero de 2005

¿Bienestar?

Reproduzco una carta al director, publicada hoy en El Correo (edición de Álava). Debo decir que comparto la mayor parte de sus problemas (todos, excepto lo relacionado con ser familia numerosa y que la persona con discapacidad soy yo mismo). Al igual que el autor de la carta, recibo numerosas negativas debidas a la cuantía de mis ingresos, principalmente por parte de la Diputación Foral de Álava y, últimamente, de Etxebide-Servicio Vasco de Vivienda:

Tengo la suerte de ser padre de familia numerosa, de tener un piso -aunque parte es aún de la Caja-, un coche -todavía pagándolo-, un trabajo -con un sueldo decente, no da para lujos pero, gracias a Dios, nos da para vivir-, y de residir en Vitoria donde nuestro Gobierno, la Diputación y el Ayuntamiento nos 'venden la moto' de la sociedad del bienestar para todos. Tengo la suerte de poder pedir muchas ayudas -como familia numerosa y por tener una hija con minusvalía- a nuestras instituciones. Pero tengo la suerte de recibir muchas cartas denegándome las subvenciones que tanto proclaman -reducción del IBI, de la tasa de basuras, del impuesto de vehículos, ayudas para adecuar la vivienda a la minusvalía de mi hija, beca de estudios, etcétera- basándose en que supero los límites de renta exigidos. ¿Tendría que morirme de hambre y no tener dinero para pagar el crédito a la Caja? También alegan en mi contra que mi vivienda es muy grande o muy pequeña -no puedo acceder a un piso del Ayuntamiento y/o del Gobierno porque ya tengo uno-. Por cierto, no está adaptado y lo que me ofrecerían, a cambio, no contempla que la familia afectada por minusvalía también puede ser numerosa. Ante todo ello yo me pregunto: ¿Sociedad del bienestar? ¿Dónde? ¿Para quién?

8 de febrero de 2005

Historias y sueños sobre ruedas

Mi amigo Patxi ha escrito un post sobre algunas dificultades que tienen dos personas discapacitadas de Urretxu y Zumarraga, y cómo le gustaría a él que fueran las cosas.

La historia está escrita en euskera, pero me ha parecido apropiado anunciarla aquí. Por un lado, para dar cuenta de dos casos más de gente que lucha contra esos obstáculos que nunca parece que vayan a desaparecer (¡y mira que a veces es más fácil hacer las cosas bien que mal, pero no hay manera!). Por otro lado, claro, para animar a aquellos que sepan euskera y no conozcan a Patxitrapero a que lean su mensaje.



1 de febrero de 2005

¡A la calle!

Ayer terminó mi encierro obligado por la nieve y el hielo que rodeaba mi casa.

Ha sido un poco decepcionante ver cómo en una semana nadie (ni vecinos ni trabajadores del Ayuntamiento) han quitado más nieve que la que cubría el coche de cada uno y lo justo para hacer un pasillo estrecho que llegue desde el portal a las escaleras que comunican mi calle con la calle de abajo.

Y, para colmo, todos estos días hemos estado casi sin poder dormir, a causa de los golpes que la gente que entraba al portal daba en el suelo (o en la pared que da a nuestra habitación) para limpiar su calzado del hielo.

Problemas de vivir en un piso bajo...