silla y escalera

11 de febrero de 2005

¿Bienestar?

Reproduzco una carta al director, publicada hoy en El Correo (edición de Álava). Debo decir que comparto la mayor parte de sus problemas (todos, excepto lo relacionado con ser familia numerosa y que la persona con discapacidad soy yo mismo). Al igual que el autor de la carta, recibo numerosas negativas debidas a la cuantía de mis ingresos, principalmente por parte de la Diputación Foral de Álava y, últimamente, de Etxebide-Servicio Vasco de Vivienda:

Tengo la suerte de ser padre de familia numerosa, de tener un piso -aunque parte es aún de la Caja-, un coche -todavía pagándolo-, un trabajo -con un sueldo decente, no da para lujos pero, gracias a Dios, nos da para vivir-, y de residir en Vitoria donde nuestro Gobierno, la Diputación y el Ayuntamiento nos 'venden la moto' de la sociedad del bienestar para todos. Tengo la suerte de poder pedir muchas ayudas -como familia numerosa y por tener una hija con minusvalía- a nuestras instituciones. Pero tengo la suerte de recibir muchas cartas denegándome las subvenciones que tanto proclaman -reducción del IBI, de la tasa de basuras, del impuesto de vehículos, ayudas para adecuar la vivienda a la minusvalía de mi hija, beca de estudios, etcétera- basándose en que supero los límites de renta exigidos. ¿Tendría que morirme de hambre y no tener dinero para pagar el crédito a la Caja? También alegan en mi contra que mi vivienda es muy grande o muy pequeña -no puedo acceder a un piso del Ayuntamiento y/o del Gobierno porque ya tengo uno-. Por cierto, no está adaptado y lo que me ofrecerían, a cambio, no contempla que la familia afectada por minusvalía también puede ser numerosa. Ante todo ello yo me pregunto: ¿Sociedad del bienestar? ¿Dónde? ¿Para quién?

No hay comentarios: