silla y escalera

31 de agosto de 2005

En todos los sitios cuecen habas

O mal de muchos... ¡¡epidemia!!

Leo, via Accesible.com.ar, un artículo publicado en La Nación Line, la edición digital del conocido diario bonaerense: "Cuando recorrer la ciudad es un tormento diario".

El artículo relata las dificultades que encuentran las personas con problemas visuales o de movilidad para desplazarse por Buenos Aires y, en especial, para acceder al transporte público.

La conclusión que se saca del artículo es que el problema principal es el incumplimiento de la legislación ya aprobada, una conclusión que se resume en esta frase de la abogada Laura Subies: "No es la falta de normativas lo que nos preocupa sino el cumplimiento de las que existen".



¿Le suena a alguien este problema?:
Y tantas otras.

24 de agosto de 2005

Discriminaciones en el transporte para personas con discapacidad

Hoy estoy tan vago que no tengo ganas ni de cortar y pegar una noticia leída en Discapnet, así que os dejo el enlace en el titular y, si os llama la antención, está a golpe de klik:

FAMMA-COCEMFE MADRID DENUNCIA DISCRIMINACIONES EN EL TRANSPORTE PARA LOS DISCAPACITADOS

23 de agosto de 2005

Talleres Bantúes en el País Vasco

Espero que se me perdone el chistecillo del título, pero no lo he podido evitar al ver el texto de la siguiente noticia en Discapnet:

NUEVA GUÍA DE AYUDA PARA LA INTEGRACIÓN LABORAL DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

SERVIMEDIA


MADRID, 22-AGO-2005

La Fundación Lantegi Bantuak ha presentado una guía de ayuda para la integración de personas con discapacidad bajo el título "Desarrollo de unidades de empleo con apoyo para personas con discapacidad".

En este trabajo, en el que también ha participado la Fundación Iberdrola, se ha compilado y sistematizado la experiencia de Lantegui Bantuak en la integración laboral de personas con discapacidad. Esta organización ha sabido conjugar la generación de oportunidades laborales para personas con discapacidad con un modelo social de gestión empresarial.

Lantegui Bantuak pretende contribuir con esta guía en la mejora de la integración social y laboral, así como en el desarrollo de programas de empleo con apoyo para las personas con discapacidad intelectual.
La noticia tiene su interés per se, aunque a mí, como euskaldún y filólogo (uff, esto me ha sonado al "como bióloga" de Anita), me ha llamado la atención la errata en el nombre de la organización que ha editado la guía, que es Lantegi Batuak (esto es, "Talleres unidos").

21 de agosto de 2005

Ya estoy de vuelta

Acabo de regresar de pasar unos días en Santo Domingo de la Calzada (eso es, donde cantó la gallina después de asada). A mi novia y a mí nos costó mucho encontrar un sitio accesible y cercano (el viaje debía ser en taxi) y al final, tras semanas rastreando Internet, encontramos el Parador de Santo Domingo como una buena opción, aunque algo cara, a decir verdad.

Hemos pasado cuatro días en los que hemos paseado por el pueblo, conocido su hospitalidad, gozado de sus terrazas, degustado su rica gastronomía y aprovechado el buen tiempo (calorcito sin agobio por el día y fresco para dormir bien por la noche). El casco antiguo es peatonal y totalmente llano, aunque el piso de canto rodado de muchas calles hacía que mi silla temblara. Sin embargo, muchos establecimientos tenían un escalón alto, por lo que no pude entrar en varios restaurantes y tiendas. Incluso el Parador tiene que colocar una rampa de madera en la puerta principal y hay zonas no accesibles (salón de juegos y TV).

Examinemos un poco más la accesibilidad del Parador. En general es buena, aunque hay que señalar algunos defectos.

En primer lugar, el ascensor es bastante pequeño; mi silla eléctrica entraba por la puerta por milímetros y sólo podía cerrarse si me colocaba en diagonal y forzando los reposapiés; una silla manual algo ancha no entraría.

La habitación (la segunda por la izquierda del primer piso) no era ni mucho menos lo amplia que se puede esperar para un espacio supuestamente adaptado para silla de ruedas. Tuvimos que pedir que movieran o retiraran todo el mobiliario posible para que la silla pudiera entrar hasta el fondo de la habitación y poder así acceder a la cama y maniobrar dentro.

La puerta del baño se abría hacia afuera, cerrando el paso a la salida de la habitación. Habría sido mucho más útil colocar una puerta corredera.

El baño era suficientemente amplio para manejarse en la silla de ruedas. Desgraciadamente, algunos confunden accesibilidad con falta de mobiliario, así que el lavabo estaba "desnudo" y no había una mísera estantería para colocar el cepillo de dientes (podría haberse colocado algo así a la izquierda, como puede verse en la foto). Eso sí, enfrente del lavabo había una estantería de cristal de tres baldas, donde colocaban las "amenitites" del hotel. Esa estantería estaba colgada de la parte superior, lo que resultaba bastante peligroso, ya que al menor golpe podía caerse y romperse. Tuvimos suerte.

Otro fallo, gran fallo y habitual fallo de los baños "adaptados" de hotel, es que en lugar de ducha teníamos una hermosa bañera en la que no había forma de entrar (la víspera de marcharnos supimos que el nuevo Parador de Sto. Domingo Bernardo de Fresneda, a sólo unos metros, disponía de habitación adaptada con ducha en lugar de bañera; al ser un parador de reciente apertura, la información en Internet no parece que esté actualizada).


Por lo demás, ha sido una gozada disfrutar de los salones del Parador, ubicado en un antiguo hospital del siglo XII, donde se puede charlar o leer con tranquilidad mientras tomas un café.



Muchas gracias a la gente de Santo Domingo de la Calzada por la amabilidad con la que reciben a los visitantes y la ayuda que prestan ante cualquier dificultad de acceso a sus establecimientos.

12 de agosto de 2005

Vacaciones para personas con discapacidad

Las vacaciones no me dejan fuerzas para pensar, así que corto y pego este interesante artículo leído en Discapnet. Adelanto que no he sido uno de los beneficiados por ese programa de vacaciones; mi solicitud fue denegada, otro año será:

MAS DE 9.000 DISCAPACITADOS HAN PARTICIPADO EN LOS PROGRAMAS DE VACACIONES Y TERMALISMO DE ASUNTOS SOCIALES

SERVIMEDIA


MADRID, 12-AGO-2005

Durante este año, 9.162 personas con discapacidad han participado en el Programa de Turismo y Termalismo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, a través de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad.

Según informó hoy el departamento que dirige Jesús Caldera, las plazas se han distribuido en 330 turnos de vacaciones y balnearios, correspondientes a la convocatoria 2004.

El presupuesto destinado a este programa es de algo más de 3 millones de euros, que se distribuye entre las diferentes entidades y asociaciones de personas con discapacidad que desarrollan esta iniciativa.

De los 330 turnos, 7 han correspondido a termalismo y 323 a vacaciones en zonas costeras del litoral, y de las 9.162 personas que han participado hasta este momento, 6.442 corresponden a personas con discapacidad, 591 han sido acompañantes de los usuarios y 2.129 monitores.

Este programa que se convoca anualmente, con el fin de que las entidades de atención a las personas con algún tipo de discapacidad puedan desarrollar actividades de ocio y salud, mediante el desarrollo de vacaciones y tratamientos termales, se ha desarrollado desde el 1 de junio de 2004 a 31 de mayo de este año.

Estos programas responden en su mayor parte, a la necesidad de atención a la dependencia de los usuarios, ya que las personas que participan en los mismos no pueden valerse por sí mismos. Por este motivo, con esta iniciativa se atiende también a los mayores que no pueden participar en el Programa de Vacaciones para Personas Mayores del IMSERSO, por precisar condiciones de accesibilidad especiales.

Un 43,56% de los beneficiarios tienen un alto grado de minusvalía (entre el 75 y el 99 %). Este alto porcentaje de discapacidad, hace que vivan una situación de dependencia, con necesidad de cuidadores para desarrollar las actividades de la vida diaria.

BENEFICIOS Las vacaciones y los tratamientos termales son muy beneficiosos en diferentes aspectos. Primero permiten que las personas con discapacidad psíquica, física o sensorial disfruten de un entorno adaptado en el que realizan actividades de ocio y salud muy beneficiosas para su bienestar y la calidad de vida; incentiva el voluntariado e intensifica el asociacionismo, además de conseguir que los familiares y cuidadores dispongan de un periodo de descanso.

Las personas con discapacidad pueden acceder a los diferentes turnos en una u otra modalidad, estén o no integradas en alguna asociación o centro que reciben subvención. La duración de los tratamientos termales oscila entre 7 y 15 días.

Acreditar un grado de minusvalía igual o superior al 33%; ser mayor de 16 años; elegir uno de los viajes subvencionados; informe médico favorable en el programa de termalismo son los requisitos para participar en este programa.

El programa incluye: Seguro de viaje; coordinador y monitores de apoyo; transporte adaptado y lugar de destino si se precisa.

Entre las entidades que participan en este programa destacan COCEMFE (Confederación Coordinadora Estatal de Minusválidos Físicos de España); FEAPS (Confederación Española de Organizaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual); FEAFES (Confederación Española de Agrupaciones de Familiares de Enfermos Mentales); ASPACE (Fedederación Española de Asociaciones de Atención a Personas con Parálisis Cerebral): PREDIF (Plataforma Representativa Estatal de Discapcidtados); FEAEBH (Federación Española de Asociaciones de Espina Bífida e Hidrocefalia); Autismo España; Síndrome de Down-FEISD y Federación Española de Enfermedades Raras-FEDER.


[Fotografía de Mooganic, bajo una licencia de Creative Commons]