silla y escalera

5 de septiembre de 2005

¡Que vuelva Maite!

Hasta el curso pasado, Maite ha trabajado en el Campus de Álava de la UPV/EHU en aspectos relacionados con la discapacidad.

La labor realizada por Maite ha sido digna de elogio; no sólo ayudando individualmente a los alumnos y alumnas con discapacidad del Campus, sino también interviniendo de forma muy activa en la mejora del diseño y la accesibilidad de los distintos edificios del Campus.

Pero una decisión desafortunada (para ser suave) del Rectorado ha hecho que Maite deje la UPV/EHU. Se convocó una plaza y a Maite no se le valoraron los años de trabajo y experiencia en la UPV, por lo que quedó fuera. Se recogieron muchas firmas de protesta por la decisión y se enviaron al Rectorado, pero sin resultado.

Ahora comenzamos un nuevo curso, y tanto aquellas personas con discapacidad, como el resto de los "habitantes" del Campus de Álava, necesitamos a Maite.

Los alumnos y alumnas notarán, sin duda, su falta; por ejemplo, a la hora de moverse por el Campus, donde todavía se precisan algunas mejoras en la accesibilidad, a pesar de los esfuerzos y la insistencia de Maite en estos años.

Otros notaremos su ausencia en el interés que ha mostrado por nuestros problemas, incluso por aquellos que quedaban fuera de sus tareas y en los que siempre ha estado dispuesta a echar un cable, y a mover Roma con Santiago si era preciso. Y echaremos en falta su sonrisa y su empuje.

Puede que sea ya tarde, o puede que no, pero queremos y necesitamos que vuelva Maite.

No hay comentarios: