silla y escalera

28 de febrero de 2006

Viviendas a precio tasado: de "chollo" nada

La semana pasada mi novia y yo entregamos la solicitud para entrar en un sorteo de viviendas tasadas en Vitoria-Gasteiz.

Después de haber quedado fuera de las listas de Etxebide (Servicio Vasco de Vivienda) por superar el límite de ingresos permitido y visto cómo anda el patio de las viviendas adaptadas en el mercado libre, pocas alternativas nos quedaban: optar a una vivienda de precio tasado (ni tan barata como las de Protección Oficial ni tan cara como las del mercado libre) o lanzarnos a los juegos de azar a ver qué pasa...

Pero la cosa no es tan sencilla ni tan "chollo" como a alguien le pudiera parecer. En el caso de una persona con discapacidad que tenga una vivienda en propiedad que no cumple las normas de accesibilidad (es mi caso), el Ayuntamiento de Vitoria valorará la vivienda a precio de vivienda de protección oficial (art. 6.1. de las Bases (PDF) de la promoción).

O sea, que yo pago a precio tasado pero a mí me pagan a precio de VPO. ¡Buen negocio! Ahora echemos cuentas:

1. Mi piso tiene unos 65 m2 y el metro cuadrado útil de una VPO en Vitoria está valorado en 1.301,12 €/m2 útil (Nuevos precios máximos de las VPO, PDF). Es decir, el Ayuntamiento valoraría mi vivienda como máximo en unos 84.572,8 euros.

Las cuatro viviendas adaptadas que entran en la promoción de pisos tasados tendrán cerca de 100 metros cuadrados, con un precio de 1.798,82 €/m2 construido. Más el garaje y trastero que incluyen, de unos 25 y 6 metros cuadrados respectivamente, a 638,91 €/m2 construido.

Es decir, el piso costaría unos 199.688,21 euros.

Redondeando, 200.000 - 85.000 = 115.000 euros que tendría que pagar por una vivienda de precio tasado.

2. Veamos qué pasaría si decidiera comprar una vivienda en el mercado libre (si es que la encuentro, está realmente bien adaptada, no queda a mil años luz del centro, etc.):

Vendería mi actual vivienda en una inmobiliaria, a precio de vivienda usada en el mercado libre. En una tasación rápida que me hicieron hace unos meses, tasaron mi piso en unos 210.000 euros.

Los pocos pisos adaptados que he encontrado en el mercado libre no bajaban de los 350.000 euros.

350.000 - 210.000 = 140.000 euros como mínimo por una vivienda en el mercado libre.

Concluyendo, parece que me va a salir más barato el piso tasado que el libre (¡faltaría más!), pero, está claro, la diferencia no se corresponde con la verdadera diferencia de precio entre los dos tipos de vivienda.

Si el Ayuntamiento vende las viviendas a precio tasado, debería valorar las viviendas que se le ofertan también a precio tasado, no a precio de VPO.

2 comentarios:

Vailima dijo...

Ricardo, la cuestión es que esto funciona así. Así de mal. Es injusto lo que cuentas. Yo trabajo en una constructora y hace dos años sacamos (nos obligaron a sacar) viviendas de VPO. Mejor no te cuento algún tejemaneje de la Delegación de Vivienda.

Ricardo Gómez dijo...

Cuenta, cuenta, por mí no te cortes, jejeje...