silla y escalera

3 de enero de 2007

Sobre el copago

Estoy totalmente en contra de que los servicios que prevee la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia (PDF) se sometan a copago por parte de las personas con discapacidad según su nivel de ingresos.

Acabo de leer el interesante artículo "Cuestión de derechos" en el blog Desde mi silla de ruedas, del que entresaco este pasaje sobre el tema que comento:

Por otro lado, esta ley procurará las ayudas técnicas que necesito en función de la disposición presupuestaria anual. Se me niegan derechos fundamentales y, por lo tanto, mínimos, que me impiden llevar una vida digna e independiente.

“Pero eso vale mucho dinero y es insostenible para el Estado”. Frase típica que solemos oír y que me jode –con perdón- porque solo se alude al dinero cuando se trata de dar cauce a los derechos de las personas con diversidad funcional. Nadie habla de dinero cuando se trata de pagar a los diputados electos de las 17 comunidades autónomas, de las percepciones salariales y beneficios sociales de los diputados del Congreso, de lo que costó la reconversión industrial, de los guardaespaldas de tantos personajes susceptibles de amenazas terroristas –que podrían pagarse ellos del mismo modo que nosotros nos pagaremos los servicios que atiendan nuestra dependencia-, de la televisión pública manipulada en su favor por el gobierno de turno y de tantas cosas en las que despilfarra incontroladamente el dinero de todos los españoles. Dice un amigo mío que “cuando se trata de derechos, es de necios hablar de precios”. Y qué razón tiene.

Y podría alargar la lista de servicios y costes de la Administración que, con mucha más razón que en este caso, podrían someterse a copago:
  • Las dietas de viaje, estancia y manutención que cobran políticos de todos los niveles
  • Los gastos en coches oficiales, chóferes, etc. Si no quieren usar el transporte público (ellos y ellas que, además, pueden), que paguen la diferencia
  • Las residencias oficiales, con todos sus gastos añadidos
¿Se os ocurren más?


1 comentario:

Moran dijo...

¿El rey y toda su familia, por ejemplo? :)