silla y escalera

21 de abril de 2007

¿Partimos de cero?

El diario El Correo publicaba ayer la siguiente noticia: "Alonso admite un nuevo retraso en el sorteo de los pisos de Olárizu, que se aplaza a 2008".

Mi novia y yo estamos apuntados en las listas para los pisos tasados de esa promoción desde junio del 2006.

El sorteo
debía haberse celebrado a finales del año pasado, pero se retrasó, al parecer, porque la descontaminación de la zona ha llevado más tiempo del previsto.

El sorteo se pospuso para este año, pero la noticia aparecida ayer nos habla de un nuevo retraso, debido otra vez a las labores de descontaminación.

¿Pero qué había en esa zona? ¿Una fábrica de esmaltaciones o una central nuclear?



Junto con el retraso en el sorteo, el alcalde (por ahora) propone volver a abrir las listas para optar a esta promoción.

Bien, ya que con se retrasa el sorteo, se abren las listas y, con el paso de los años, el precio de los pisos se incrementa, ¿por qué no revisar también las Bases para la adjudicación de las viviendas (PDF)?

En estas bases se decía que, en el caso de las personas con movilidad reducida permanente y que tienen vivienda en propiedad que no cumple las normas de accesibilidad (esto es, mi caso), dicha vivienda deberá ser ofertada al Ayuntamiento, que la valorará como máximo al precio máximo de las VPO.

O sea, que tú me compras a precio tasado (1.798,82 euros/m2 construido) y yo te compro a precio de VPO (1.350,56 euros/m2 útil). Qué buen negocio hace el Ayuntamiento, ¿no?

Si el Ayuntamiento vende las viviendas a precio tasado, debería valorar las viviendas que se le ofertan también a precio tasado, no a precio de VPO.

Entrada relacionada:

19 de abril de 2007

Ya tengo una respuesta del Parlamento Vasco

¿Habrá sido casualidad o no? El caso es que el domingo pasado contaba aquí que hacía ya un mes que escribí una pregunta en el sitio web de Participación ciudadana del Parlamento Vasco y todavía no había recibido ninguna respuesta.

Pues hoy mismo ha llegado la primera respuesta, de la mano de Eusko Alkartasuna.

Traduzco al castellano el texto de la respuesta:

Son las Diputaciones Forales las que tienen las competencias en esta materia y, sí, otorgan subvenciones a estas empresas para que adecúen sus autobuses. Las empresas están obligadas, por tanto, a garantizar la accesibilidad del servicio. Si no sucede así, el usuario tiene todo el derecho a presentar una denuncia. Es más, ese es el consejo que te damos desde este grupo parlamentario. La denuncia puede ser el medio más eficaz para que esas empresas que no cumplen la ley tomen medidas para garantizar de una vez por todas la accesibilidad.
Muchas gracias por esta primera respuesta (espero que no sea la última y que el resto de los partidos no tarde tanto tiempo en responder).

Lo único que me sorprende, y mucho, es que tengamos que ser los usuarios quienes pongamos la denuncia. ¿Las diputaciones no cuentan con servicios de inspección? ¿Dan dinero tan alegremente y luego no comprueban si las empresas lo han utilizado correctamente? ¿Podría pedir yo también una subvención y luego nadie me pediría cuentas?

Actualización (20-04-2006):


Y, por cierto, ¿dónde tendría que presentar la denuncia el usuario? ¿En las diputaciones forales? (en ese caso, ¿la denuncia debería abarcar también a las propias diputaciones por su incompetencia?) ¿En el juzgado de guardia? (y, en ese caso, ¿debería desembolsar los gastos de un proceso que tendría que haber evitado la Administración, si no fuera tan incompetente?).

No basta con firmar la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad

Como anuncié hace unos días, el Gobierno español firmó el pasado 30 de marzo la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad.

Ya sopechaba yo entonces que era más fácil echar la firmita que cumplir lo que el texto de la Convención dice.

Así, el Foro de Vida Independiente ha denunciado que los ingresos máximos que el Gobierno español ha previsto como prestación económica máxima de asistencia personal (780 euros mensuales) supondrá en la práctica, un recorte de las prestaciones que puedan recibir esas personas. Y un recorte mucho mayor si tenemos en cuenta el inventillo del copago, claro.

Además, como dice el texto del Foro:

De esta manera, el Gobierno promueve el “encierro” de personas, contradiciendo las directrices de la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad, firmada por el ejecutivo el pasado 30 de marzo, que considera la Vida Independiente y la Asistencia Personal como una cuestión de derechos humanos.


Y me temo que no será la última "contradicción" entre lo firmado y lo practicado por el Gobierno español.

¡¡Qué fácil es echar la firmita y sacarse la foto!!

18 de abril de 2007

Otra vez inscrito en Etxebide (eso espero)

Ayer mi novia y yo entregamos nuevamente la solicitud para entrar en las listas de Etxebide (Servicio Vasco de Vivienda). Esta vez sólo podremos optar a las viviendas de precio tasado, no a las de protección oficial de régimen general.

Mis lectores más fieles recordarán que fuimos expulsados de las listas de Etxebide en el 2005, ya que superábamos los niveles máximos de ingresos permitidos, que entonces eran de 33.000 euros al año.

En este tiempo, ha habido varios sorteos de VPO en Vitoria-Gasteiz, e incluso más de uno en el que no hubo ninguna solicitud para las viviendas adaptadas a personas con movilidad reducida.

Por otro lado, en las últimas elecciones autonómicas de 2005, Madrazo prometía elevar los límites máximos de ingresos para poder estar en las listas de Etxebide.

Así que me puse a esperar y esperar a que cumpliera su promesa. Pero cometí un terrible e imperdonable error: no leer todos los días el Boletín Oficial del País Vasco.

De ese modo, no me enteré hasta diciembre del año pasado, y por sorpresa, gracias a un documental emitido en ETB (Televisión Autonómica Vasca), que la Ley de Suelo y Urbanismo, aprobada por el Gobierno Vasco en junio del año pasado, había elevado el límite máximo de ingresos permitidos para optar a viviendas de precio tasado a 43.000 euros anuales. Esta ley fue publicada en verano, en el BOPV del día 17 de julio de 2006, para que todos nos pudiéramos enterar bien.

Así que, por desgracia, ya no podremos entrar en los sorteos que se realicen este año. El plazo para inscribirse se cerró el pasado 30 de noviembre y, como no leo todos los días el BOPV, pasan estas cosas.

Nos toca esperar al 2008 y que, mientras tanto, no haya más sorpresas desagradables.

(Si creeis que exagero con las "sorpresas desagradables", otro día contaré la odisea que pasamos en Etxebide durante los años 2002 al 2005, hasta que fuimos expulsados.)

15 de abril de 2007

El Parlamento Vasco no tiene prisa

Mañana se cumplirá un mes desde que hice una pregunta en el sitio web Participación ciudadana del Parlamento Vasco. Un mes y todavía no he recibido ninguna respuesta (y hay otras preguntas a punto de pasar de "crianza" a "reserva").

Para la gente que no sabe euskera, dejo aquí la traducción de mi pregunta:

SIN ACCESIBILIDAD EN LOS AUTOBUSES INTERURBANOS: ¿Cómo es posible que en la mayoría de los servicios de autobuses interurbanos no exista la posibilidad de que viaje una persona que utiliza silla de ruedas? (La Unión y La Burundesa, por mencionar un ejemplo claro). La Ley para la Promoción de la Accesibilidad se aprobó en 1997 y las normas técnicas correspondientes al transporte público en 2001. Y estas empresas no cumplen todavía la ley. ¿Reciben estas empresas alguna subvención pública? En caso afirmativo, ¿cómo puede otorgárseles subvenciones públicas a unas empresas que no cumplen la ley?
¡Vaya suerte tienen los miembros del Parlamento Vasco, que no tienen sueldos que dependan de complementos de productividad!

Si en las próximas elecciones municipales y forales algún partido propone que los políticos cobren una buena parte de su sueldo según su productividad, lo tendré muy en cuenta a la hora de decidir mi voto.

12 de abril de 2007

Ley de Dependencia en Álava = 0

Este mediodía he podido escuchar la entrevista que han realizado en la Cadena Ser, en su emisora de Vitoria-Gasteiz, al Director-Gerente del Departamento de Asuntos Sociales de la Diputación Foral de Álava.

De lo dicho por esta persona, he podido sacar un par de conclusiones:

  1. Que la diputación alavesa piensa que los programas, servicios y prestaciones que ofrecen en la actualidad son más que suficientes para cubrir las necesidades de las personas dependientes que viven en el territorio alavés.
  2. Que intentarán que la nueva Ley de Dependencia no les haga cambiar mucho las cosas, nada si es posible.
El problema es que los actuales programas, servicios y prestaciones que ofrece el Instituto Foral de Bienestar Social alavés suelen contar con unos baremos económicos ridículos, que dejan fuera de toda opción a muchas personas dependientes.

Si estos baremos económicos no desaparecen, muchas personas dependientes que vivimos en Álava, y sus familias, seguiremos sin poder contar con los servicios y prestaciones que la Ley de Dependencia estipula como un derecho.

Por todo elllo, espero que no se cumplan las expectativas del Director-Gerente y que podamos contar en Álava con ese "cuarto pilar" del Estado de Bienestar que intentan vendernos. Aunque no tengo mucha confianza ni en la Diputación ni en el Gobierno de Madrid, ¡para qué engañarnos...!


5 de abril de 2007

El Gobierno español ha firmado la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad

La firma tuvo lugar el pasado 30 de marzo, en la sede de la ONU en Nueva York.

Y el Cermi le ha felicitado por ello:


Tras la firma, ahora solo falta que el Gobierno español cumpla y haga cumplir el texto de la Convención. ¡¡Casi nada!!

Visto en Trabajo & Diversidad Funcional

4 de abril de 2007

La Delegación de Etxebide en Álava tampoco cumple la ley

Ayer por la tarde estuve en la Delegación Territorial en Álava de Etxebide (Servicio Vasco de Vivienda). No pude pasar de la puerta.

Para acceder a las ventanillas, hay unas escaleras con una plataforma elevadora. Sin embargo, la plataforma no pudo subirme a mí y a mi silla.

La razón es clara: la plataforma elevadora no cumple las normas técnicas de accesibilidad aprobadas por el propio Gobierno Vasco el año 2000 (sí, hace siete años, no hace siete días).

El DECRETO 68/2000, de 11 de abril, por el que se aprueban las normas técnicas sobre condiciones de accesibilidad de los entornos urbanos, espacios públicos, edificaciones y sistemas de información y comunicación", en el "ANEJO III. condiciones técnicas sobre accesibilidad en los edificios", dice lo siguiente, en el apartado 5.3.5.3.- Plataformas elevadoras:

b) Plataformas elevadoras de traslación oblicua.

1.– Su instalación quedará restringida como ayuda
técnica en las obras de reforma cuando no exista otra
posibilidad de eliminar una barrera existente.
2.– Las superficies de embarco y desembarco serán
las mismas que en el caso de aparatos elevadores de traslación
vertical.
3.– La plataforma tendrá unas dimensiones mínimas
de 1,25 m. de largo por 1,00 m. de ancho. Estará dotada
de barrera de protección y topes de seguridad para
impedir el deslizamiento de una silla de ruedas.
4.– Tendrá una capacidad de elevación como mínimo
de 250 Kg. y una velocidad máxima de desplazamiento
de 0,1 m/sg., siempre y cuando lo permita la
normativa vigente.
5.– Las puertas de la plataforma serán de 0.80 m.
Ayer no tenía a mano un metro y no sé si la plataforma cumplía las medidas estipuladas, pero de lo que estoy seguro es que no cumplía el punto 4 sobre la capacidad de elevación mínima de 250 Kg. (porque aparecía claramente señalada en la plataforma una tara máxima de 150 Kg. y por experiencia propia).

En conclusión, Etxebide no cumple en este caso la legislación en materia de accesibilidad.

En marzo de 2005 ya señalé de pasada este hecho, a raíz de un caso similar en Medicentro, también en Vitoria-Gasteiz.

Y la lista sería interminable, ya que la mayoría de plataformas elevadoras oblícuas que conozco no soportan ni de cerca los 250 Kg. mínimos que señala la ley.

Como siempre: hay leyes que hay que cumplir y otras que no. O dicho de otra forma, estamos quienes tenemos que cumplir las leyes y la Administración Pública, que la cumplirá si le apetece.