silla y escalera

21 de abril de 2007

¿Partimos de cero?

El diario El Correo publicaba ayer la siguiente noticia: "Alonso admite un nuevo retraso en el sorteo de los pisos de Olárizu, que se aplaza a 2008".

Mi novia y yo estamos apuntados en las listas para los pisos tasados de esa promoción desde junio del 2006.

El sorteo
debía haberse celebrado a finales del año pasado, pero se retrasó, al parecer, porque la descontaminación de la zona ha llevado más tiempo del previsto.

El sorteo se pospuso para este año, pero la noticia aparecida ayer nos habla de un nuevo retraso, debido otra vez a las labores de descontaminación.

¿Pero qué había en esa zona? ¿Una fábrica de esmaltaciones o una central nuclear?



Junto con el retraso en el sorteo, el alcalde (por ahora) propone volver a abrir las listas para optar a esta promoción.

Bien, ya que con se retrasa el sorteo, se abren las listas y, con el paso de los años, el precio de los pisos se incrementa, ¿por qué no revisar también las Bases para la adjudicación de las viviendas (PDF)?

En estas bases se decía que, en el caso de las personas con movilidad reducida permanente y que tienen vivienda en propiedad que no cumple las normas de accesibilidad (esto es, mi caso), dicha vivienda deberá ser ofertada al Ayuntamiento, que la valorará como máximo al precio máximo de las VPO.

O sea, que tú me compras a precio tasado (1.798,82 euros/m2 construido) y yo te compro a precio de VPO (1.350,56 euros/m2 útil). Qué buen negocio hace el Ayuntamiento, ¿no?

Si el Ayuntamiento vende las viviendas a precio tasado, debería valorar las viviendas que se le ofertan también a precio tasado, no a precio de VPO.

Entrada relacionada:

No hay comentarios: