silla y escalera

28 de junio de 2007

Delitos y faltas

El Síndico Defensor Vecinal de Vitoria-Gasteiz (una especie de defensor del pueblo a nivel local) ha denunciado en un informe reciente (PDF) que el algunos locales de ocio de la ciudad se haya denegado el acceso a personas de etnia gitana, así como que la Policía Local no haya actuado en estos casos, porque "no existe altercado".

El Síndico argumenta y concluye que esa denegación de acceso constituye un delito y, en consecuencia, la Policía Local debe investigar y levantar atestado, aunque no exista un altecado violento.

La conclusión del Síndico se basa principalmente en el artículo 512 del Código Penal, que dice lo siguiente:

Los que en el ejercicio de sus actividades profesionales o empresariales denegaren a una persona una prestación a la que tenga derecho por razón de su ideología, religión o creencias, su pertenencia a una etnia, raza o nación, su sexo, orientación sexual, situación familiar, enfermedad o minusvalía, incurrirán en la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio, industria o comercio, por un período de uno a cuatro años.
[Las negritas son mías; curiosamente, el artículo de El Correo que trae la noticia olvida mencionar la situación familiar, enfermedad o minusvalía como razones punibles.]

Vaya por delante mi enhorabuena al colectivo gitano, por haber conseguido que se cumpla la ley en este caso (¿por qué cuesta tanto que quienes tienen el deber de hacer cumplir las leyes las cumplan también?).

Ahora me pregunto yo: ¿este artículo 512 no puede aplicarse también a aquellas "actividades profesionales o empresariales" cuyos locales no son accesibles? ¿No es eso un modo de denegar el acceso a la prestación que allí se ofrece?: comercio, locales de ocio, consultas o despachos de profesionales, centros de salud y un largo etcétera.

Me gustaría que alguien que entienda de Derecho me pudiera aclarar esta duda. Sería un arma magnífica para poder conseguir la accesibilidad a tantos y tantos lugares...

Fuente:

No hay comentarios: