silla y escalera

6 de agosto de 2007

El Foro de Vida Independiente ante la nueva Guía de RENFE

El Foro de Vida Independiante de la Comunidad Valenciana ha publicado un escrito en el que refleja su postura crítica ante la nueva Guía de Servicios Ferroviarios para PMR publicada por RENFE y ADIF:

La postura del Foro de Vida Independiente refleja una actitud de auténtica búsqueda de la igualdad de oportunidades, lejos de los parches con que suelen conformarse (y de los que tanto alardean) las distintas administraciones públicas.

Denuncian aspectos que a mí se me pasan a veces desapercibidos y que, si te pones a pensarlo un rato, enseguida te das cuenta de que son otro modo de discriminación.

Por ejemplo, el uso de plataformas elevadoras en las estaciones de tren, en lugar de que sean los propios vagones los que cuenten con un mecanismo de elevación, al estilo de las rampas de los autobuses urbanos.

O que, para poder contar con esa ayuda para acceder a los trenes, se tenga que utilizar un teléfono de marcación especial, en lugar de un 900 gratuito.

De esto último me dí perfecta cuenta el otro día, cuando llamé al 902 24 05 05 para solicitar la ayuda para nuestro viaje a Barcelona. El servicio es lentísimo, ya que te piden muchos datos del billete (que podrían tener ya, si contaran con un sistema informático en condiciones) y datos personales. Además, repiten todos los datos para cada trayecto (en mi caso eran cuatro, dos de ida y dos de vuelta), con lo que el proceso se hace eterno.

Pero vayamos por partes. Hace unos días llamé al 902 24 05 05 para reservar los billetes y solicitar la ayuda, tal como dicen expresamente en la Guía que hay que hacer. Cuál no fue mi sorpresa cuando la persona que me atendió me indicó que para solicitar la ayuda tenían que conocer el número de billete, por lo que primero tendría que sacar los billetes en la estación.

Al día siguiente me dirigí a la estación de Vitoria y adquirí los billetes para la ida y la vuelta. El proceso allí también fue muy lento, ya que al parecer tienes que comprar el billete para saber si hay plaza (algo que no me cabe en la cabeza). Así que el primer intento falló y hubo que anular los dos primeros billetes de la ida. Tras más de media hora pude conseguir todos los billetes, dejando una cola de gente tras de mí que me daba vergüenza ajena por el funcionamiento de la taquilla.

En la estación me pidieron el nombre y el número de móvil y me dijeron que me llegaría un mensaje SMS confirmando la ayuda. Así que pensé que todo estaba hecho.

Pero como en estos asuntos soy de natural (y por experiencia) desconfiado, llamé nuevamente al 902 24 05 05 para confirmar que contaba con la ayuda. Les avisé que en la estación me habían pedido varios datos y miraron a ver si entonces la ayuda ya estaba solicitada. Efectivamente, no lo estaba; así que hubo que volver a dar todos los datos por partida cuádruple (dos veces para la ida y dos para la vuelta): día, hora, origen, llegada, número de coche, número de asiento, número de billete, nombre y apellidos, número de móvil, número de teléfono fijo. Y así cuatro veces. ¿Para qué demonios quieren los ordenadores si no saben para qué sirven?

Ya he recibido los SMS de confirmación para el viaje de ida. Esperemos que no haya más sorpresas.

No hay comentarios: