silla y escalera

21 de octubre de 2007

En Etxebide no siempre son tan lentos. Adios, Etxebide

¡Qué va! A veces ganan al mismísimo Speedy González.

Ayer, día 20 de octubre, sábado, terminó el plazo para que entregara en Etxebide (Servicio Vasco de Vivienda) una declaración jurada de que medio metro cuadrado de lonja que poseo por herencia no tiene un valor superior a 72.000 euros. Así, como lo leen.

Por supuesto, les escribí para hacerles ver lo ridículo de tal solicitud, pero ha sido en vano. Si la justicia es ciega, la burocracia de Etxebide debe de tener ciego hasta el ojo del culo, con perdón.

El caso es que hoy, día 21 de octubre, domingo por más señas, nuestro expediente no aparece ya en la base de datos de la web de Etxebide:

Estado de su solicitud: No se ha encontrado ningún expediente con esta entrada

[fotografía de hugovk]

Adios, Etxebide. Han sido cinco largos años de espera y de lucha contínua.

De pifias y errores por parte de Etxebide y del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, que nos dejaron fuera de varios sorteos sin ninguna razón. Sólo por los retrasos contínuos en varios trámites que debían haber realizado a tiempo.

De incomprensión y cerrazón por parte de alguna trabajadora de Etxebide (que no del resto), que nos privó de una vivienda que habría podido cumplir todas las características de accesibilidad y espacio necesarias.

De normas de accesibilidad a las que tienen que adaptarse las personas con movilidad reducida, en lugar de adaptar la norma a las necesidades de estas personas.

De legislación que, cuando cambia, siempre llega tarde, demasiado tarde.

Cinco años de silencio por parte de Etxebide cada vez que me dirigía a ellos, con una duda o con una queja, a través del formulario de su web o por correo electrónico. Ni una sola respuesta que no fuera para repetir como una cotorra lo que ya está escrito en su sitio web o en el BOPV.

Ahora toca olvidarse de Etxebide y pasar al mercado libre. Dejaremos más de la mitad del sueldo para pagar la hipoteca; pero es la única solución que nos queda para tener una vivienda en la que pueda manejarme con mi silla de ruedas, sin tener que pasar por dos sillas para moverme de la ducha a la cama, por ejemplo.

Actualización (22-10-2007):

¡¡Ya me extrañaba a mí que trabajaran un sábado en Etxebide!!

Parece ser que han tenido algún tipo de error en el servidor y por eso salía que nuestro expediente no se encontraba. Nadie me ha avisado de ese posible error, pero el caso es que hoy vuelve a aparecer el requerimiento para que entregue la ridícula declaración jurada de la que hablaba al comienzo de esta entrada.

En cualquier caso, el pasado sábado día 20 venció el plazo para que entregara la declaración jurada, así que, si siguen con el ritmo que han tenido hasta ahora, tal vez dentro de un mes se den cuenta y den por cerrado al fin nuestro expediente.

1 comentario:

Anónimo dijo...

lo siento tio! etxebide siempre se llevan a los mejores!, no somos nada..