silla y escalera

30 de noviembre de 2007

Estudio de Eroski sobre la accesibilidad en ciudades españolas

La revista Consumer Eroski ha publicado en su número de diciembre el estudio "Accesibilidad en las ciudades", en el que se analiza la zona centro, los ayuntamientos, los ambulatorios, el autobús urbano y el eurotaxi en 18 ciudades españolas.

Los resultados del estudio concluyen que sólo A Coruña supera el "aceptable" en la nota global de accesibilidad y que, en general, las condiciones de accesibilidad son algo mejores (o "menos peores") para usuarios de sillas de ruedas que para personas sordas o invidentes.

En cuanto a Vitoria, la ciudad en la que vivo, los resultados muestran que se está durmiendo en los laureles. Hace algunos años, Vitoria era considerada una de las ciudades con mejor accesibilidad del Estado, pero en la actualidad vive en gran parte de las rentas del pasado y poco más.

La valoración global de "regular", la más baja de las otorgadas en el estudio y que es la que ha obtenido la mitad de las ciudades analizadas, habla bien a las claras de todo lo que queda por mejorar. Vitoria ni siquiera a podido superar el "aceptable" en lo que respecta a la accesibilidad para personas con discapacidad motriz.

El único "bien" ha sido para el autobús urbano (no debieron de bajar en alguna parada que yo me sé, ni encontraron la rampa estropeada ni la parada llena de coches: ¡qué suerte tienen algunos!). Sin embargo, no estaría de más recordar que en esta categoría siete ciudades analizadas consiguieron un "muy bien". Así que tampoco es para echar cohetes.


[fotografía de Franco Folini]

Las conclusiones del estudio, en lo que respecta a Vitoria, son las siguientes:
  • Lo mejor: la mayor parte del centro de la ciudad es llano y peatonal, además se trata de una zona cuadriculada en la que es fácil orientarse.
  • Lo peor: a lo largo del centro se encontraron obras que hacían que el pavimento no fuera estable y la señalización resultó escasa, así como que la accesibilidad del Ayuntamiento es muy deficiente, debido a que se trata de un edificio muy antiguo cuya entrada es inaccesible y no cuenta con baños adaptados. Tampoco hay un intérprete profesional de la lengua de signos.
Recomiendo la lectura completa del estudio (también disponible en PDF); tanto los problemas analizados como las conclusiones y la tabla comparativa entre las 18 ciudades resultan muy interesantes.

No hay comentarios: