silla y escalera

30 de diciembre de 2008

Mal de muchos... ¡¡epidemia!!

Veo que no soy el único con problemas para viajar con silla de ruedas eléctrica en autobuses interurbanos. La noticia que publica hoy Disc@pnet habla de un caso parecido al que me ocurrió este verano; esta vez le ha ocurrido a Manuel Lobato en Madrid.

Como yo, al no funcionar la rampa del autobús, Manuel solició un transporte alternativo, a lo que la compañía Daibus se negó. Manuel ha reclamado a la compañía de autobuses y pretende llevar el caso a los juzgados.

Mi reclamación tuvo como consecuencia una apertura de expediente sancionador a la empresa Autobuses La Unión. Espero que Manuel Lobato tenga suerte en su denuncia.

Reproduzco aquí la noticia:

MADRID. UNA COMPAÑÍA DE AUTOBUSES DEJA EN TIERRA A UN USUARIO DE SILLA DE RUEDAS

SERVIMEDIA

MADRID, 30-DIC-2008

Manuel Lobato, de 50 años y usuario de una silla de ruedas eléctrica por tener tetraplejía, no pudo viajar hoy con su asistente personal y dos hijos desde la Estación Sur de Autobuses de Madrid, en Méndez Álvaro, porque la compañía Daibus no dispuso de un vehículo adaptado.

Lobato explicó a Servimedia que intentó contactar varias veces por teléfono con Daibus hace dos semanas para reservar un billete y viajar hoy de Méndez Álvaro a Estepona (Málaga), un trayecto que suele cubrirse en unas siete horas.

Al no recibir ninguna respuesta por vía telefónica, envió a su hermano a la estación para comprar los cuatro billetes: el de él, su asistente personal y dos hijos.

Este familiar, según Lobato, "avisó a la compañía que soy usuario de silla de ruedas eléctrica, la cual no puedo abandonar. Le dijeron que no había ningún problema y le dieron los billetes para hoy a las 11 de la mañana".

Sin embargo, afirmó que hoy, "cuando iba a subir al autobús, las dos personas de la compañía que estaban allí me dijeron que la plataforma elevadora no funcionaba".

Entonces, Lobato se situó detrás del autobús para bloquear su salida "porque no había ningún responsable que me atendiera" y aseguró que "la policía me retiró a la fuerza" para que el vehículo saliera de la estación.

Añadió que "al cabo de un par de horas apareció un responsable y me dijo que era un error, pero que no lo asumía y que lo único que me podía ofrecer es viajar mañana".

Lobato señaló que pidió "un transporte alternativo" a este responsable de Daibus, pero, según agregó, "me dijo que será el juez quien dictamine si me tienen que pagar otro transporte o no".

Al ver frustrado su deseo y el de sus acompañantes de viajar a Estepona, Lobato interpuso una reclamación ante Daibus, compañía con la que nunca ha viajado, y afirmó que denunciará este caso en el juzgado.

Por su parte, una fuente de Daibus declaró a Servimedia que la compañía no hará ninguna valoración de lo sucedido hasta que el Departamento de Reclamaciones reciba la queja de Lobato.

Entonces, según añadió, "se contestará en el plazo debido".
Entradas relacionadas:
Actualización (22:20):
Más información en Desde mi silla de ruedas.