silla y escalera

9 de julio de 2009

Más problemas con RENFE

Me ha llegado vía correo electrónico este testimonio de una persona con movilidad reducida sobre sus problemas para viajar en RENFE

Ya nos parecía raro, las aguas estaban muy quietas últimamente. Y el ambiente empezaba a enrarecerse. Ahora sabemos porqué. Lo tuvimos claro desde el día que fuimos a reservar los billetes para ir a Zaragoza, al II CONGRESO NACIONAL DE COMUNICACIÓN AUMENTATIVA, COMUNICACIÓN Y TECNOLOGÍA PARA LA VIDA.

Estábamos contentas. La comisión científica del Congreso nos escribió y había aceptado nuestras propuestas, las dos; entonces nos fuimos a la estación de RENFE a ver qué trenes van hasta Zaragoza y cuántas plazas hay para personas con movilidad reducida, pues ambas utilizamos sillas de ruedas a batería. Queríamos hacer todo con anticipación. Y allí mismo nos vino el portazo en la cara:"Sólo hay uno para esa ruta, el ALVIA, que tiene UNA PLAZA POR TREN Y SALE A LAS 16:18, UNA VEZ POR DÍA. Si quieren viajar dos personas a la vez, en sus sillas, la única solución que podemos dar es que una vaya en su silla de batería, y la otra que se limite a utilizar la silla manual. De lo contrario, póngase en contacto con la central de Madrid", y nos dieron un folleto GUÍA DE SERVICIOS FERROVIARIOS PARA VIAJEROS CON DISCAPACIDAD.

Llamamos al 902 240 505, les repetimos todo, y la única solución que nos dieron fue: “No podemos hacer nada más. Sólo puede viajar una silla a batería. La otra persona que vaya por otro medio de transporte” (¿?).

46 millones de personas que habitamos este territorio. O sea, TODOS (hombres, mujeres, niños, ancianos, pensionistas, inmigrantes, negros, blancos, indios, asiáticos, etc.) esos 46 millones de españoles que con nuestros impuestos, incluidos los que tenemos Diversidad Funcional, sostenemos a RENFE y pagamos las nóminas de sus funcionarios TENEMOS EXACTAMENTE EL MISMO DERECHO A VIAJAR EN SUS TRENES Y A USAR SUS INSTALACIONES.

RENFE se promociona como empresa puntera a nivel mundial; llena su página Web, su folletería, los paneles en las estaciones e invierte millones en publicidad para anunciar un acuerdo de colaboración con Fundación ONCE, con CERMI; activa una línea telefónica especialmente dedicada a información de accesibilidad (claro, con línea 902) y únicamente puede darnos:

  • ¡Solo UNA PLAZA para una persona en silla de ruedas a batería al día! (Qué maravilla! el resto del país, inclusive los minusválidos entendimos lo que significa I+D+I, y con gran esfuerzo DE TODOS pudimos dejar la silla manual para subirnos en una a batería y es precisamente RENFE, quien se quiere encargar de hacernos retroceder!!).
  • Si necesitamos viajar dos o más personas de movilidad reducida el mismo día a la misma ciudad, sólo una puede hacerlo con su silla a batería en el ALVIA, la otra, que lo haga en la silla manual. La ayudan a subir, la acomodan en una butaca, la ayudan a bajar cuando llegue a Zaragoza y luego, pues voilá… que se las ingenie como pueda. Nunca jamás entendieron que no puede utilizar las manos. QUE NECESITA LA SILLA A BATERÍA. Nada. Nos condenan a dejar nuestra silla a batería. Simplemente no hay manera de llevarla. Es como viajar sin nuestras piernas! Y como segunda gran opción que nos dan, es que enviemos nuestra silla por mensajería y la paguemos nosotros mismos (300,00€ ida y vuelta Donosita-Zaragoza) Esas son sus únicas salidas. No tienen otras. No hay más respuestas, no hay remedios, no hay soluciones. Y para eso tienen tanto personal seguramente bien pagado trabajando en accesibilidad a nivel nacional, para que entre todos no sean capaces de parir ni una sola idea? Y mejor ni hablemos de sus “baños adaptados”. Lograrán entender algún día, que un baño adaptado no es simplemente un water con una barandilla batiente?
  • En España, según cifras del Instituto Nacional de Estadística, el 6% de la población tiene problemas de movilidad reducida severos, valorados y registrados. En pocas palabras, que NECESITAN Y EMPLEAN SILLAS DE RUEDAS PARA SUS DESPLAZAMIENTOS. (Eso significa 2 760 000 personas con diversidad funcional motriz) No incluye a sordos, anósmicos, ciegos, ni personas con deficiente coeficiente intelectual; sino a personas que utilizamos sillas de ruedas, pero no por capricho.
  • Por una elemental regla de tres, cada ALVIA con 230 plazas, debería disponer de entre 13 y 14 localidades para minusválidos con movilidad reducida. ¿O nos equivocamos?
  • Y la gran solución que RENFE nos da es que viajemos por otro medio de transporte. Perfecto, encantadas de hacerlo, se lo aseguro, pero que tengan la decencia de decirnos en cuál. ¿En taxi? Nuestros salaros no llegan. ¿En qué autobús? ¿En avión? Qué fácil es dar soluciones cuando uno mismo no se implica, cierto?
  • Quisiéramos saber el porqué de la política tan discriminatoria hacia las personas con diversidad funcional motriz de parte de RENFE. Ayer nos hemos puesto en contacto con diversas iglesias metodistas y colectivos afines por los derechos de los discapacitados y afro americanos residentes en Washington D.C. y han tenido una idea muy buena: hablar con el presidente de los EE.UU. M. Obama e informarle que RENFE (la empresa a la que toma de modelo y piensa comprarle tecnología y trenes) actúa en España exactamente igual que las empresas de autobuses de los años 50 en el sur de los EE.UU. separando 1 ó 2 asientos al fondo para la gente de raza negra. Aquí y ahora, RENFE DISCRIMINA Y MARGINA no ya por el color de piel, sino por la diversidad funcional. Y ojo, que actúan así no por error o equivocación, sino por POLÍTICA EMPRESARIAL.

¿Esperará RENFE que en la España de 2009, surja una nueva ROSA PARKS que se niegue a aceptar esa política tan discriminatoria y marginal hacia el minusválido y se arme la grande como en Montgomery - Alabama en 1955? (¡Por favor, que ya ha pasado más de medio siglo de esto y parece que hay quienes ni se enteran!).

¿Con qué ojos cree usted que verá tales similitudes el presidente M. Obama cuando se entere de esto? ¿Qué recuerdos le traerá? ¿Cree que seguirá teniendo tan buen concepto de RENFE?

Lo que acabamos de mencionar, no son amenazas, no son advertencias, no son avisos. Va muy en serio. Es que ya basta de abusos. No es posible que para cualquier cosa, para algo tan simple y elemental como tomar un tren, tengamos que malgastar tiempo, dinero y energías en exigir, reclamar y demandar lo que es justo?

En realidad NO QUEREMOS una solución transitoria, circunstancial, ni únicamente para nosotras. Lo que exigimos es algo permanente, definitivo, para siempre, mejorable en el tiempo. Pero ya vale, ¿no? Tanto convenio, tanta línea telefónica, tanto personal, tanto funcionario…, y, ¿NI UNA SOLA IDEA?

No sé cómo se resolverá esto, pero estamos seguras que con su intermediació n podremos estar presentes en el II CONGRESO NACIONAL DE COMUNICACIÓN AUMENTATIVA COMUNICACIÓN Y TECNOLOGÍA PARA LA VIDA, que se llevará a cabo en Zaragoza, en septiembre.

Lourdes Arrieta de Riveros

Buceando en la red, veo que el mensaje de Lourdes Arrieta ha sido recogido también por otros blogs:

No hay comentarios: